CAMINO REAL

articulo

En materia de seguridad, en el estado de Colima hay una innegable mejoría a juzgar por las cifras disponibles.


No es que se haya erradicado la violencia ni que se haya recuperado la anhelada tranquilidad tradicional de Colima; pero sí es notorio que la vorágine que habían desatado los demonios en los meses recientes, ha disminuido de manera notable.

Para el gobernador Ignacio Peralta, preocupado realmente por la situación, ha sido quizá una especie de oasis en el paisaje desértico de la inseguridad; y aunque ha manifestado su satisfacción por el logro, no ha echado las campanas al vuelo.

Las buenas noticias se deben, probablemente, a que desde hace varios meses el gobierno del Estado ha implementado una estrategia que, obviamente, empieza a dar resultados y es de esperarse que el gobierno estatal insista y persista en esa línea. Mal haría si no.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), tiene en su portal datos interesantes al respecto, que comprende los meses de enero y febrero del 2017. Por ejemplo, en la lista de estados Colima aparece con una reducción de 47% en la incidencia de homicidios dolosos y se colocó en el lugar 14 entre las entidades con menos víctimas por la comisión de este delito.

Asimismo, en la misma estadística, en lo que se refiere al número de carpetas de investigación iniciadas por este delito en las agencias del ministerio público, el decremento fue del 50% al pasar de 69 a 34 expedientes; mientras, en el robo a casa habitación el número de denuncias disminuyó de 215 a 184, lo que representa una baja del 14%; en robo de vehículos pasó de 168 a 103, y por ello se logra un decremento del 39% al comparar los meses de enero y febrero, además de que los robos a transeúnte bajaron 49%, las violaciones 10% y el número de denuncias presentadas en general alcanzó una disminución el 12%, al decrecer de 2 mil 69 a mil 821.

¿A qué causas obedece esta sensible reducción en el índice delictivo en la entidad colimense? Parece ser que a la coordinación del gobierno estatal y el federal, particularmente entre instituciones de materia de seguridad como la PGR, PF, CISEN, Ejército y Secretaría de Marina.Al respecto, el gobernador Peralta ha dicho que “esta política sólo puede dar un resultado efectivo si trabajamos de manera coordinada los tres órdenes de gobierno, y si logramos asignar los recursos necesarios para equipamiento, armamento y tecnología. Hacemos un gran esfuerzo y en ese sentido va la política pública”.

Sin embargo, no deben olvidarse, por lo tanto, otros logros que se han obtenido en este rubro, como la recaptura del violador que se dio a la fuga del Cereso de Colima, que se fue a refugiar a Michoacán pero que no estuvo ni 24 horas en libertad; las medallas que se habían robado de la casa del deportista Vidal Domínguez y que se recuperaron; la frustración de un secuestro en donde se logró la captura de cuatro personas; o la persecución y balacera -con saldo de tres policías heridos, dos de ellos mujeres-, que redundó en la captura de dos presuntos secuestradores.

Los avances se están dando, y parece que la apuesta del gobierno peraltista por recuperar la añorada tranquilidad de Colima, va en camino de hacerse realidad.

MESON.- De un tiempo a la fecha los ciudadanos de bien ya no tenemos derecho, al parecer, de saber de quién cuidarnos… En las fotos publicadas en los medios de comunicación se difuminan los rasgos faciales de los detenidos, o se les identifica nada más como Fulano “N”, Sutano “N” o Perengano “N”, así se trate de confesos monstruos criminales de esos que descuartizan, degüellan o hacen pozole de sus víctimas nomás porque sí… Y lo mismo sucede en los medios impresos que en los electrónicos…

¿Será por la reforma legal llamada “nuevo sistema de justicia penal adversarial”, que comprende una amplísima serie de pendejadas que tiene más que felices a los criminales y a los jueces amasando fortunas?... El Estado cómplice… El Estado Fallido

El Estado criminal… ¡Arrieros somos!
Ultimo Minuto
Subir