Red Política

articulo

OMISOS

Tiene razón el Congreso del Estado en citar a comparecer a los 10 presidentes municipales para que informen sobre cuáles acciones están realizando para combatir a la delincuencia y los resultados que han obtenido. Y es que no obstante que la seguridad pública compete a los tres órdenes de gobierno, los municipios prácticamente han guardado silencio ante los hechos delictivos que se registran en la entidad.

La posible conclusión de las comparecencias de los alcaldes ante el Congreso local por el tema de seguridad es que las autoridades municipales estén argumentando que no han participado ni han tenido resultados en la gran mayoría de los casos porque no tienen los suficientes recursos humanos, materiales y técnicos para combatir los delitos.

Si esto argumentan, es posible que esta situación pueda estar generando que los policías tengan la instrucción de no correr riesgos ante la impotencia o el temor –por qué no- de enfrentar a delincuentes mejor armados, de ahí la omisión o negligencia en que estarían incurriendo al no combatir a la delincuencia y dejar en indefensión a los ciudadanos.

Sin embargo, las autoridades municipales sí pueden hacer acciones de prevención de los delitos. No hablamos de celebrar reuniones o dar pláticas a la población. De lo que se trata es que hagan actividades o acciones que inhiban o desalienten los robos, por ejemplo, con rondines de vigilancia y atiendan los llamados de la población.

Y es que sin hacer una investigación o encuesta, se puede concluir que los policías no atienden a tiempo las denuncias que hace la población o, en el peor de muchos casos, ni siquiera acuden a los sitios donde se estarían cometiendo delitos. Ya ni pensar que se estén coordinando con las autoridades estatales para colaborar en el combate a los delitos.

Lo más lamentable del tema es que por razones políticas y partidistas (8 de los 10 alcaldes son de partidos diferentes al del gobernador del estado), algunos presidentes municipales estarían dejando solos a los policías estatales al no coordinarse con ellos en la prevención y el combate de los delitos por esas absurdas ideas que tienen sobre autonomía o jurisdicción.

Pero no sólo se requiere más intervención de las policías municipales. En el combate a los delitos, también se necesita una mayor participación de las policías federales en la parte que les corresponde. Al igual que los policías en los municipios, los federales se hacen que la Virgen les habla, y al final propician la intervención del Ejército y/o la Marina, cuando es una tarea que corresponde fundamentalmente a estos cuerpos policiacos.

La atención de la seguridad pública no es únicamente de la parte estatal. Tampoco es de las fuerzas armadas. Es un asunto que corresponde a las policías de los tres niveles de gobierno. Están obligados por la ley. ¿Será necesario fincar responsabilidades a las autoridades que no cumplan con la ley en esta materia?.

Si bien la responsabilidad de la seguridad pública recae principalmente en la parte estatal, es indispensable una mayor participación de los policías municipales y federales. No pueden seguir ajenos a la inseguridad que sufre la entidad, mucho menos cuando la ley los obliga.

REPESCA

EN EL asunto del Hospital Materno-Infantil no se ha valorado ni mucho menos se ha reconocido el esfuerzo que ha tenido que realizar el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto para cumplir con este y otros compromisos que adquirió con los mexicanos en general y los colimenses en particular. Hasta el 2015 este proyecto caminaba por la ruta de la normalidad. Su construcción estaba prácticamente terminada y ya se habían autorizado los recursos para su equipamiento, de ahí que se hablaba de ponerlo en marcha en 2016. Sin embargo, el año pasado se derrumbaron este y otros proyectos debido a la crisis que le pegó al gobierno de EPN por la volatilidad financiera en el mundo. El inicio de operaciones del HMI ha sido postergado por esa devaluación que modificó precios y planes financieros, retrasando la conclusión del equipamiento del mismo, aunque ahora prácticamente esté concluido. Lo que se retomó desde el año pasado es la asignación del personal y el inicio de operaciones del hospital. No es fácil. Debido a esta situación, los planes han cambiado, de tal suerte que el funcionamiento del HMI se realizará por etapas, comenzando dentro de tres meses con el servicio de consulta externa prenatal y paulatinamente los demás servicios quirúrgicos y complementarios. El último jalón que se tendrá que dar para que el HMI opere en 2018 le corresponde al gobierno del estado, pues tendrá que asignar en el presupuesto estatal cerca de 200 millones de pesos para su operación. Lo importante de todo esto es que el hospital iniciará al fin en agosto de este año y operará de manera normal en 2018….. MI SINCERO pésame a Gabriela Benavides Cobos, alcaldesa de Manzanillo, por el fallecimiento de su papá. Gaby no estás sola. Cuentas con amigos y familiares, además de la estimación de mucha gente, para salir pronto de este difícil momento. Ojalá que así sea. Para cualquier comentario, queja, denuncia y/o sugerencia, cuento con el correo electrónico: raulmerced@hotmail.com.

La posible conclusión de las comparecencias de los alcaldes ante el Congreso local por el tema de seguridad es que las autoridades municipales estén argumentando que no han participado ni han tenido resultados en la gran mayoría de los casos porque no tienen los suficientes recursos humanos, materiales y técnicos para combatir los delitos.
Ultimo Minuto
Subir