ESTACIÓN SUFRAGIO

articulo

NUEVA BARRA PROGRAMÁTICA


Por la amplitud de la convocatoria y el despliegue de recursos tecnológicos durante el evento, se creo entre los asistentes una expectativa que no fue satisfecha por la presentación de la nueva barra programática del Canal 12. Para dar a conocer la lista de media docena de emisiones, habría sido suficiente con una rueda de prensa.

Parece que la noticia es que la señal audiovisual del Instituto Colimense de Radio y Televisión (ICRT) ya es parte de la Red Nacional de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturales A.C. Y como dijo la presidente de esta organización, Blanca Llilia Ibarra Cadena, esta alianza propiciará que el ICRT “se convierta en un destacado productor de producciones de alta calidad”.

Si es así, ahí tenemos la nueva etapa de Ideas Tenaces para iniciar la exportación de contenidos a otros estados y países.

Habiendo sido el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez el subsecretario de Comunicaciones del Gobierno de la República que “tuvo la oportunidad de intervenir” en la reforma estructural que generó “la nueva circunstancia de las telecomunicaciones en el país”, y que en el caso específico de este medio hizo posible el apagón analógico y el inicio de la televisión digital terrestre, los colimenses esperábamos otra cosa.

Por ejemplo, que lo anunciado en la Sala de Convenciones del Complejo Administrativo el viernes pasado fuera tan espectacular como la puesta en marcha de un proyecto de digitalización integral del Canal 12.

Sin embargo, como mencionó la directora general del ICRTV, Janet Jazmín Delgado Mercado, “el gran reto de lograr el 100 por ciento de la digitalización de este medio local” llevará todavía algunos años.

Por lo pronto, con la última inversión que hizo la administración pasada, por cerca de tres millones de pesos, se consiguió adquirir un transmisor digital para aprovechar la señal virtual (12.1) que le cedió el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR), pero el resto del equipo (desde las cámaras hasta las consolas de edición) “es análogo”.

DONDE NO TODO COLIMA SE VE:

Otra buena noticia habría sido que el Canal 12 vuelva a ser “donde Colima se ve” y no sólo donde los habitantes de los cinco municipios de la zona norte se miran. Que no tenga cobertura estatal es impensable en un territorio tan reducido y con pocas elevaciones como el nuestro.

En alguna administración del pasado se apagó el transmisor de Manzanillo “por falta de presupuesto”, dijo la directora del ICRTV, lo que hizo que muchos nos preguntáramos cuál de los ex directores ahí presentes o ausentes, a quienes Janet Delgado reconoció por sus contribuciones, fue el responsable de dejar sin la oferta del Canal 12 a la mitad del estado.

Si bien, es verdad que los suscriptores de los sistemas de cable que operan en la entidad pueden ver el canal gracias a las disposiciones de la nueva ley de Telecomunicaciones que garantizan la inclusión de los canales de señal abierta en la televisión de paga, bajo los principios de must carry y must offer.

Además, dijo Delgado Mercado, la oferta audiovisual pública en Colima se puede ver a través de la redes sociales. Y para acreditar ese logro la funcionaria presentó algunas cifras que se supone son altas en un medio emergente como es internet, donde cualquier youtuber tiene miles, decenas de miles o cientos de miles de seguidores.

No olvidemos que un transmisor y una antena implican una enorme responsabilidad para un medio formal, que no se puede contentar con la proyección que le den plataformas como YouTube, Facebook o Twitter.

La ventaja, como presumió la directora, es que por la autopista de la información el Canal 12 puede llegar a todo el mundo, si es que hay alguien en Italia o Nueva Zelanda dispuesto a seguir su programación una vez que echó un primer vistazo.

“En Canal 12 estamos trabajando para ofrecer mejores contenidos y con mayor calidad y que Canal 12 siga siendo el lugar donde Colima se ve y que a través de nuestra señal nuestra cultura trascienda por todo el país y el mundo”, comentó Janet Delgado, quien terminó su alocusión prometiendo que la televisisón pública de Colima será “la mejor del país”.

TELEVISIÓN GUBERNAMENTAL:

Nos conformamos con que sea realmente pública. La tentación de concebir estos canales estatales como medios estrictamente gubernamentales es mucha. Tanto en el video conmemorativo como en los mensajes del gobernador Peralta y de la directora del ICRTV, se mencionó a las instituciones con la que existen convenios de colaboración. Y por alguna extraña razón no incluyeron a la Universidad de Colima (que tiene una estructura de producción de programas pero no tiene salida al aire), pero sí al Instituto Tecnológico de Colima.

Se habló del Instituto Colimense de las Mujeres pero no del Supremo Tribunal de Justicia. Y se habló de la Deutsche Welle (la cadena alemana de televisión pública) pero no de abrir espacios a los productores independientes.

La presencia en el evento del delegado de la Secretaría de Gobernación, que generó una serie de divertidos equívocos (a partir de que Janet Delgado lo saludó como “secretario”) que el propio Ignacio Peralta resolvió con gran sentido del humor, no manda el mensaje correcto:

Es verdad que la Segob tuvo en otro tiempo la rectoría de los medios electrónicos a través de la Dirección de Radio Televisión y Cinematografía, cuyas siglas (RTC) se siguen asociando a la censura. Y aunque conserva entre sus atribuciones la supervisión de los contenidos, el espíritu de libre competencia que trajo la reforma en Telecomunicaciones lo encarna el Ifetel.

La hagan con bulbos o con los programas de cómputo más avanzados, incluso en esa combinación de equipos analógicos con transmisor digital, a la televisión pública en Colima le sigue haciendo falta visión de Estado. Es gubernamental y se podría decir que hasta partidista.

No pudieron convertir en televisora pública al Canal 12 los directores que ha tenido en 28 años de existencia, por carecer de un perfil, una trayectoria en esta área y una mística de trabajo en equipo, con notables excepciones como Laura Sánchez o José Levy.

Se sigue viendo al 12 (que luego fue 11 TV y otra vez es Canal 12) como la unidad de televisión del gobierno del estado, no como una televisora pública que refleje la pluralidad política y la diversidad de pensamiento; que sea una emisora educativa y cultural en el más amplio sentido de la expresión.

La presidente de la Red Nacional de Televisoras Públicas, Blanca Llilia Ibarra Cadena, marcó la pauta al ofrecerle a la Legislatura estatal un espacio en el Canal del Congreso, el mismo hueco que debería llenar de entrada en el Canal 12.

Ni el Legislativo ni el Judicial tienen los espacios que les corresponden en el equilibrio que con el Ejecutivo debe haber para una real división de poderes. Y no hablamos solamente de transmitir en vivo las sesiones del pleno o el trabajo de los legisladores en comisiones (a las que luego ni siquiera tiene acceso la prensa), sino de transmitir incluso los nuevos juicios orales que por ley son públicos (salvo en casos como cuando la víctima es menor de edad).

En Estados Unidos la ciudadanía tiene una idea bastante aproximada de en qué consiste el sistema judicial porque existe toda una narrativa periodística, novelística, radiofónica, televisiva y cinematográfica de los juicios. En México ni siquiera los abogados han terminado de entender los alcances garantista del proceso penal oral.

en el caso específico de este medio hizo posible el apagón analógico y el inicio de la televisión digital terrestre, los colimenses esperábamos otra cosa
Ultimo Minuto
Subir