CAMINO REAL

articulo

En este asunto el gobierno estatal y todas las demás autoridades que tienen qué ver, han hecho su mayor y mejor esfuerzo


El tema mas preocupante en el estado es -y lo seguirá siendo, sin duda-, el de la inseguridad pública, no obstante que en este asunto el gobierno estatal y todas las demás autoridades que tiene qué ver, han hecho su mayor y mejor esfuerzo, poniendo todo lo que está de su parte para combatir a la delincuencia. Sin embargo, todo ese esfuerzo se ha visto superados por el sofisticado armamento y los recursos que utilizan los delincuentes para cometer sus fechorías, pues no cabe duda que en cuestión de logística, el crimen está mejor dotado que todas las policías, el ejército y la marina juntos

No le demos más vueltas ni le busquemos tres pies al gato sabiendo que tiene cuatro: el tema de la inseguridad, difícilmente se resolverá en Colima durante la presente administración -ni en la siguiente y algunas más-, pues como la propia autoridad especializada en la materia ha reconocido que el tema es de índole regional si no es que internacional o mundial. Esto no lo decimos nosotros, sino que fue expuesto por los organismos especializados en la materia, al reconocer la existencia de 36 células de nueve cárteles que están operando en 18 de las 32 entidades del país, entre ellos Colima, lo cual ha detonado los actos de violencia a gran escala.

Un informe del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi) que data de mayo pasado,permite ver que siguen operando los cárteles de Sinaloa, el de los Arellano Félix, el de Jalisco Nueva Generación, el de los Beltrán Leyva, La Familia Michoacana, Los Zetas, el cártel del Golfo y los Caballeros Templarios.Y esto es porque los factores que fomentan la criminalidad, son la riqueza a la que tiene acceso los productores de drogas, los que la transportan y la venden, así como los narcomenudistasque satisfacen la demanda de los consumidores cuyo número crece día a día, hasta los que la introducen en el territorio del gran consumidor que es el vecino del norte, la tierra de Trump, los Estados Unidos de América, desde donde siguen bajando los dólares que financian el negocio y las armas con las cárteles apuntalen su poderío.

Una cosa es cierta y no lo es por tantas veces que se ha repetido sino porque es la verdad llana y escueta: mientras haya quién compre mariguana, cocaína, metanfetaminas, crack y demás versiones de productos de ese tipo, habrá quién la venda. Nadie llevaría jitomates al tianguis si no hubiese quien los compre. Enmedio de esa realidad se mueven miles de millones de dólares que son la disputa, a balazo limpio, de organismos delictivos.

Resolver la inseguridad en Colima se vuelve un tema nacional e incluso internacional por diversos factores. El primero de ellos es principalmente que los verdaderos capos y varones de la droga no están radicados en el estado; los jefes de los cárteles que se disputan Colima se encuentran en otro lado y lo único que están haciendo es instruir a los lugartenientes para que disputen la plaza sangre, fuego y cochupo.

Ante estas circunstancias, politizar el tema de seguridad pública -como lo hacen los actores políticos, más con el ánimo de fregar que con el de contribuir a solucionarlo-, es contribuir al caos, es ayudar al crimen organizado puesto que el amarillismo y el escándalo son los distractores preferidos de los criminales que los utilizan como cortinas de humo para escabullir a la autoridad.

De tal suerte se antoja difícil que la seguridad pueda regresar al estado, pues aún y cuando las autoridades estatales encabezadas por el gobernador Ignacio Peralta están haciendo la parte de la chamba que les toca, hay otros que simple y sencillamente se están haciendo p… patos.

MESON.- Por lo antedicho no deja de llamar la atención que un grupo de empresarios hayan pedido audiencia al presidente de la República y al gobernador del Estado, para demandar un cambio de estrategia contra la inseguridad porque, dicen, la aplicada hasta ahora no funciona… El presidente y el gobernador seguramente los van a escuchar y probablemente les hagan caso cambiado funcionarios y modificando la estrategia… Pero aun así la situación no variará; seguiremos amaneciendo con descuartizados, embolsados, decapitados y balaceados que reciben los tiros en distintas partes del cuerpo, como dice el reportero de policíacas más tonto de este lado del volcán, pues ni modo que se los peguen en el alma… Para terminar con el problema de tanta violencia y tanto muerto solo hay una fórmula: acabar con el narcotráfico… Si alguien saben cómo hacerlo, que se postule, ¡pero a la voz de ya!, para director de seguridad pública nacional…

iArrieros somos!
Ultimo Minuto
Subir