Camino Real

articulo

Conforme se avecina el año electoral se va viendo cada vez con más claridad que el PRI la pasará mal, muy mal, para lograr triunfos electorales en el 2018. Se puede decir que el signo de los tiempos es que cada vez es más difícil ganar elecciones, lo cual es cierto; pero no lo es menos que quien tiene el poder puede hacer que los dioses de la política le sean propicios, en razón de hacer cosas en la dirección correcta.

Al partido en el gobierno en Colima le pesarán mucho algunas decisiones que se han tomado para darles gusto a ciertos personajes cuyos odios y venganzas no tenía por qué avalar el gobierno, máxime ser tan necias, equivocadas y ridículas.

Con el argumento de que eran “silveristas” y “anguianistas”, miles de trabajadores de la administración estatal fueron despedidos sin misericordia al iniciar la presente administración y todavía es hora que se le sigue diciendo al gobernador Nacho Peralta que le apure a despedir a los que faltan de esa clasificación tan arbitraria como injusta. Para efectos electorales, esos miles de despedidos deben multiplicarse por diez, pues se deben contabilizar amigos y familiares, ya que el afrentoso acto del despido no sólo impactó a jefes de familias, como eran la mayoría, sino que motivó la solidaridad de amigos y simples conocidos.

Quienes fueron víctimas de dicha injusticia son trabajadores honestos y eficientes que nada tuvieron que ver

con los actos de presunta corrupción que se achacan a sus jefes.

Por el contrario, quienes atizan la hoguera de la infundada venganza contra inermes trabajadores -que por otra parte, siempre habían trabajado para el partido-, han visto con beneplácito como gente de otros partidos, sobre todo panistas y perredistas, prácticamente han asaltado los cargos públicos que no ganaron en la urnas pero que les han sido ofrecidos en bandeja de plata sin que hayan hecho ningún esfuerzo ni tenido mérito alguno; sin embargo, se pavonean como si hubiesen ganado la elección.

El error de haberle hecho caso a quienes alentaron esa venganza estúpida se pagará en las urnas y no será culpa de los dirigentes del PRI que a estas horas deben estar más que preocupados.

Sin embargo, todavía tiene tiempo el mandatario estatal, Nacho Peralta, de sacudirse ese tutelaje que lo llevaría al precipicio para el 2018.

MESON.- La sugerencia de Martín Flores de que la Dirección de Pensiones sea auditada en el manejo que se le dio en los últimos veinte años y no nada más los últimos tres, causó pavor en cierto círculo y de inmediato se le echaron encima… Martín no es santo de mi devoción y está bien lejos de tener autoridad moral para sugerir esas cosas, pero eso no quita que tenga razón en cuanto a la auditoría a Pensiones donde, según dice, se manejaron préstamos que sería muy interesante conocer a quienes y de a cómo… Además, dice

que fue el gobierno estatal, en distintas administraciones, el que más adeudos acumuló a Pensiones… La sugerencia de Martín es que se audite a Pensiones en el trayecto retroactivo desde Mario Anguiano hasta Fernando Moreno… TRES CASOS muy gordos han impactado al Gorgojo, López Obrador: el del alcalde de Iguala, José Luis Abarca, cuya policía agarró y entregó apara su ejecución a los 43 de Ayotzinapa; el de la Señora de las Bolsitas, Eva Cadena, ex candidata a alcaldesa de Las Choapas, pillada en el trance de recibir fajos de billetes para el Gorgojo; y el de Delegado del Gobierno de la Ciudad de México en Tláhuac, Rigoberto Salgado, acusado de nexos muy cercanos con el cártel de El Ojos que mangoneaba en esa delegación y principal abastecedor de drogas estupefacientes al campus central de la UNAM… Los tres, grandes cuates del Gorgojo que quiere ser Presidente de la República… ¡Arrieros somos!

Ultimo Minuto
Subir