CAMINO REAL

articulo

En el tema educativo las cifras son de tal importancia que debieran merecer el interés de la generalidad de los ciudadanos, ya que permiten conocer la situación de éste que es, si no el principal, sí uno de los primeros servicios que presta el Estado a la comunidad; y a partir de allí no andar haciendo juicios a priori. Así que, en el ánimo de ilustrar un poco a quienes desconocen del tema, nos dimos a la tarea de recabar valiosa información de cifras comparativas en cuanto a estudiantes, planteles y docentes a partir del año 2013 a la fecha. Ello permitirá -incluso a ciertos comunicadores que suponemos mal informados y no atragantados de muy mala leche-, que se tengan en consideración todos los elementos para determinar si la actualidad es peor que antes o viceversa.

En el ciclo del año lectivo 2013-2014 hubo 80 mil 846 mil niños y niñas estudiantes del nivel primaria en el Estado de Colima; para el ciclo 2015-2016, fueron inscritos 78 mil 851 estudiantes en el mismo nivel; en 2016-2017, fueron 78 mil 320 alumnos, y en el 2017-2018, cursan primaria 78 mil 199 escolapios. ¿Esto qué resultados arroja? Sencillo: en un periodo de tres años, la matrícula en primaria tuvo una disminución de 2 mil 647 estudiantes. No hay, pues, que

alarmarse por el cierre de turnos, si el número de niños ha disminuido de un ciclo escolar a otro.

Además, durante los ciclos escolares 2013-2014 y 2014-2015, la educación primaria en Colima se impartía en 509 planteles que para 2015-2016 se redujeron a 497, en 2016-2017 bajaron a 495 y para 2017-2018 son 494. Esto quiere decir que del 2013 a la fecha (2017), disminuyeron los planteles escolares en número de 15, esto por el hecho de que también la matrícula, por lo que no son necesarios los turnos que había hace años, pues su costo en recursos humanos y materiales, como el mantenimiento, sería oneroso.

Respecto a la planta docente del nivel primaria, es decir los muy combativos profesores, en el ciclo escolar 2014-2015 fueron requeridos 3 mil 128; en el 2015-2016, 3 mil 220; en 2016-2017, 3 mil 259 y en 2017-2018, 3 mil 265. Explíquese usted, caro lector, el fenómeno de que haya disminuido el número de alumnos pero que, en contraste, haya aumentado el de profesores contratados.

Estos datos contrastan con lo que se rumoró en días previos al inicio del ciclo escolar, en el sentido de que se estaban despidiendo laboralmente a profesores, pues 137 han sido contratadas desde los últimos 3 años.

Es recomendable no dejarse llevar por la rumorología (y mucho menos por la mala levadura de los intereses políticos), y verificar los datos oficiales para emitir una opinión objetiva. La educación primaria en Colima está bien; el cierre de turnos, con respecto a la diminución de niños matriculados en ese nivel, están totalmente justificados.

MESON.- Los panistas presentaron en el Congreso local una iniciativa para legalizar el servicio de moto taxis que el alcalde de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza (perredista en tránsito por el PAN), puso en servicio nomás por sus choninos (a huevo), violando la ley… A esto, el presidente de la comisión de Comunicaciones, Transportes y Movilidad, diputados Javier Ceballos Galindo, dijo que posiblemente se haría una consulta sobre el tema para saber qué conviene… ¡Ah, que mi diputado independiente! Lo que debe hacerse en el caso de las moto taxis es aplicar la ley, y para eso no se necesitan consultas: la ley se hizo para aplicarse y ya… ¿QUÉ NO LES AVISARON a los feminicidas que ya había alerta de violencia de género en Colima y que si seguían asesinando mujeres se iban a granjear una regañada?... Las dos muertas que hubo esta semana confirman mis sospechas de que la dichosa alerta de género nomas servirá, como siempre, para desprestigiar a Colima… Nada ganamos con “capacitar” policías y burócratas, pues eso no ataca las causas del problema… Si la AVG es la solución, ¿por qué no la decretan

a nivel nacional?… ¡O mejor a nivel global!… ¡Arrieros somos!

Ultimo Minuto
Subir