Camino Real

articulo

Encuentro Inesperado

Tuve un encuentro inesperado con un venezolano que está radicado en esta ciudad de Colima desde hace más de diez años. Aunque ya es colimote adoptivo, pues tiene regularizada la situación legal suya y la de su familia -y según me dijo- no piensa regresar a vivir al país llanero, va y viene con cierta frecuencia. Inevitablemente, en la plática tocamos dos temas de moda: la situación que se vive en su país natal y el de la seguridad pública en Colima.

De Venezuela me dijo que lo que se sabe acá, en México, no es nada comparado con las reales dimensiones del problema que ha significado el gobierno de Nicolás Maduro. Por ejemplo, me dijo que los aumentos salariales descomunales que autoriza Nicolás -el más reciente fue del 50%-, no resuelven el problema económico de los venezolanos, pues en aquel país hay una escasez tremenda de alimentos y de todos los productos básicos; aunque los salarios aumentaran mil por ciento, las cosas seguirían igual; la producción de básicos está casi muerta; esos aumentos salariales en vez de ser causa de satisfacción y contento en la gente, lo que provocan es inflación y enojo popular. Otra cosa es la libertad de expresión y las condiciones democráticas que están para llorar, con represión, cárcel y persecución a los críticos y opositores del sistema. Por otro lado, la delincuencia causada por la situación económica (robos y asesinatos principalmente), se han desatado en forma fenomenal. “Lo que se ve y sabe desde México de lo que está sucediendo en Venezuela, no es nada comprado con la realidad”, me dijo para rubricar la afirmación.

-¿Y qué de la inseguridad en Colima?, le pregunté. Me respondió: -Es cierta, hay ejecuciones, pero me parece que los que no tenemos nada qué ver con el narcotráfico estamos a salvo, a menos que nos toque una bala perdida de las reyertas a tiros entre las pandillas que se disputan la plaza. La gente que no involucrada en el narco puede andar sin problema; los que sí, nó. Me explico: el que trabaja para un grupo de narcos vive el riesgo de que otro grupo lo elimine. Lo malo para los que estamos al margen -me dijo-, es que nos toque un tiro sin deberla ni temerla.

Mi casual amigo venezolano me dijo otras dos cosas: -Lo que me llama la atención es que ocurran las balaceras a plena mañana, a las diez, once o doce, en plena plaza comercial, y la policía llega casi siempre mucho después del atentado. Y -remató-, otra cosa son los muchos robos sin que se haga mucho para evitarlos.

MESON.- ¿Será por lo que me dijo el venezolano (que los que no tenemos qué ver con el narco podemos sentirnos hasta cierto punto a salvo de la violencia) que el turismo ha aumentado en la entidad, según el secretario del ramo, César Castañeda Jr., a pesar de las constantes alarmas que emite el gobierno gringo para Colima y para varios otros estados? ¡Puras ganas de joder! Deberíamos contestar con una alerta general de no visitar USA mientras lo gobierno un loco racista… LUEGO DE REALIZAR un recorrido por Rincón de López, una de las comunidades más afectadas tras el paso de la tormenta “Lidia”, el gobernador Ignacio Peralta destacó que afortunadamente no hubo pérdidas humanas, no obstante los daños materiales por la falta de una infraestructura pluvial adecuada. Peralta dijo que se requieren 700 millones de pesos para resolver la infraestructura pluvial en el Estado, sobre todo para atender las inundaciones y los problemas que afectan las carreteras que, en consecuencia, se convierten en un problema ara la población en momentos críticos. En Rincón de López (Armería) resultaron dañadas siete viviendas, por falta de colectores pluviales, a cuyos damnificados se canalizó apoyo gubernamental. El gobernador observó que la falta de infraestructura pluvial afecta a todo Colima, problema que por muchos años no ha sido atendido, pero comentó que pese al mucho dinero que se necesita, esta problemática se irá atendiendo poco a poco y de manera prioritaria, es decir, primero lo primero. En Rincón de López, Nacho Peralta supervisó trabajos que solucionan de inmediato las inundaciones y encharcamientos… ¡Arrieros somos!

“Lo que se ve y sabe desde México de lo que está sucediendo en Venezuela, no es nada comprado con la realidad”.
Ultimo Minuto
Subir