Después de 23 años, la capital tiene nuevo reglamento que regula el comercio en espacios públicos

articulo

Después de 23 años de la creación del reglamento para el Comercio en Mercados, Tianguis y Vía Pública del Municipio de Colima, que en la actualidad ya era obsoleto, el cabildo capitalino de manera unánime lo invalidó para dar paso al nuevo reglamento para el Comercio en Mercados, Tianguis y Espacios Públicos del Municipio de Colima que considera el entorno actual de nuestro municipio y que permitirá regularizar esta actividad en los principales espacios de la ciudad.

Este nuevo ordenamiento, contó con el aval de regidores representantes de organizaciones de tianguis y mercados, por lo que se tomaron las opiniones del sector involucrado a fin de impactar de manera positiva en sus actividades comerciales diarias.

El reglamento no se había modificado de manera integral desde septiembre de 1993 por lo que su actualización tiene el objetivo de atender necesidades que habían sido olvidadas y generaban condiciones que daban lugar a desigualdad entre hombres y mujeres.

El reglamento anterior prohibía la actividad comercial en el centro histórico, mientras que el nuevo, la regula y promueve la convivencia social entre los distintos actores que existen en nuestra comunidad, para que esta sea armónica, respeten las tradiciones, la cultura colimense y las nuevas visiones de modernidad, orden y progreso.

Con este nuevo reglamento, el comercio en la ciudad y de manera especial, el de productos típicos, se hará en un marco de orden, higiene, respeto a la imagen urbana y a los derechos de vendedores, que por mucho tiempo se han ganado el sustento para sus familias trabajando en el Centro.

La actividad de comercio que se realizará en espacios públicos se concentra en la venta de alimentos típicos y servicios tradicionales como algodón de azúcar, tejuino, tuba, raspados, globos, elotes, nieves de garrafa, dulces regionales, aseo de calzado ente otros.

Con este ordenamiento se exhorta a las autoridades de otros niveles, como ejemplo en el aspecto de salubridad a regular el tratamiento de los alimentos, debido a que contando con el permiso correspondiente que ahora se otorgará, es posible dar seguimiento a la calidad de los productos comestibles, lo que otorgará mayor tranquilidad y seguridad a los consumidores.

Desde el Gobierno municipal, seguiremos apostando por la legalidad y el desarrollo económico como el camino para alcanzar el bien común, la paz y la justicia social.

El comercio en la ciudad se hará en un marco de orden, higiene, respeto a la imagen urbana y a los derechos de los vendedores. El antiguo reglamento prohibía la actividad comercial en el centro histórico, mientras que el nuevo, la regula y promueve la convivencia social
Ultimo Minuto
Subir