CAMINO REAL

articulo

¿DAÑO MORAL EN LA LISTA DE LOS MAS?

Desde hace días circula en las redes sociales una relación de personas a las que se atribuye ciertas características que dan lugar a motes, sobrenombres, apelativos o remoquetes. Son noventa y ocho nombres –la mayoría en bloques de diez, pero en dos casos son de nueve-, los que se enlistan bajo el rubro de “Los más…”. Allí están quienes, a juicio de los autores de la lista, son los campeones entre los pendejos, los corruptos, los estúpidos, los traidores, los feos, los abusivos, los rateros, los huevones, los sangrones y los “sínicos” (así, con comillas, lo que sugiere hacer una lista de los peores en ortografía).

¿Quién o quiénes son los sinquehacer que gastan su tiempo en algo tan inútil con la sola finalidad de molestar -y probablemente ofender- a los aludidos? ¿Es pura mala leche o van más allá?, porque los autores de esto -que posiblemente alcance el rango de delito por daño moral-, han enfocado sus baterías mayoritariamente en personas que se desempeñan en el ámbito público, es decir que lleva el sesgo político. Pero al margen de que sean descubiertos o que sigan en el anonimato quienes hicieron las listas, hay

otros ángulos a tomar en cuenta. ¿Por qué enlistan a puros hombres y a ninguna mujer?, y porqué tampoco consideran a ningún representativo de la comunidad lésbico, gay, bisexual, travesti, transgénero y transexual? Los autores de las listas, por su machismo descarado, corren el riesgo de meterse en broncas, muy serias, con todos los colectivos feministas, el ICM y la comunidad LGBT, por esa discriminación que no va con la tan de moda pluralidad de género. Por otra parte, a los diez que consideran los más “huevones”, ¿cómo se llegó a esa conclusión?, ¿les midieron diámetro?, ¿los pesaron?, ¿fue a bulto y al puro tanteo? (Abro un paréntesis para contar un cuentecillo que probablemente usted ya conoce pero viene al caso: Un tipo le dice a su cuñado: -Mi hermana dice que eres muy huevón. Le contesta el otro: -Eso no es cierto; lo que pasa es que tiene las manos muy chiquitas). Es de considerar que a los calificados como los más feos o los más sangrones, no se les hace tanta ofensa (por aquello de que nadie es monedita de oro) como, digamos, a los tildados de estúpidos, corruptos, rateros y “sínicos”, casos en que se estaría sugiriendo que el aludido es potencial usuario de los servicios profesionales del sicólogo (cuando no del siquiatra), sujeto antisocial, presunto delincuente y otros sambenitos que ameritarían daño moral.

Hace años yo sabía, como lo sabían muchos, quiénes hacían esta clase de listas, pero ahora no puedo decir que me consta que sean los mismos, que hubiesen transferido los derechos de autor, que hayan vendido franquicias o que otros sujetos, ajenos a aquellos, tuvieron la misma idea de entretenimiento a costa del prójimo, pues ya ve cómo somos de ocurrentes los colimenses y más si se trata de poner apodos. Lo que sí puedo afirmar es que de esos noventa y ocho apelativos, algunos -digamos que los menos-, pareciera que fueron puestos con teodolito.

MESON.- En tiempo y forma el gobierno del Estado entregó la propuesta de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos al Congreso del Estado, por 16 mil 730 millones 371 mil pesos, mil 62 millones 846 mil pesos más (7.8 por ciento) que el año anterior. Ese aumento resulta positivo, pues se contará con recursos suficientes para dar respuesta a compromisos, peticiones, proyectos, obras y demás. Los dos primeros años de la administración han sido difíciles para el gobernador Ignacio Peralta y por ello se ha visto precisado a aplicar una estrategia de disciplina financiera, donde ha habido resistencias que se han logrado concientizar en el sentido de que el gasto debe tener un estricto control para evitar los dispendios a que estaban acostumbrados en la anterior administración. En el tercer año de gobierno se ve

llegado el momento de fortalecer el desarrollo social, implementando una adecuada orientación del gasto que permita seguir revirtiendo la pobreza, mejorar los sistemas de atención a la salud, seguridad, educación, mujeres, jóvenes y también a los grupos vulnerables. En ese sentido, la propuesta detalla que se privilegia el desarrollo social con una partida de 10 mil 430 millones 389 mil 362 pesos, lo que equivale al 62.3 por ciento de los egresos estimados para el Ejercicio Fiscal 2018. Tratamiento especial reciben los servicios educativos y de salud, con 6 mil 266 millones de pesos y mil 744 millones 483 mil 701 pesos, respectivamente. Según las estimaciones presentadas al Congreso, se plantea una asignación superior a los mil 200 millones de pesos y se robustecen los programas de seguridad pública, donde se prevé contratar a 200 nuevos policías estatales. Para el gobernador Ignacio Peralta, hay prioridades en el tema de seguridad: “priorizar en el tema de recursos humanos; en el tema tecnológico; y de nuevas medidas de seguridad en el Nuevo Sistema de Justicia Penal”. Ojalá sea cierto… ¡Arrieros somos!

Ultimo Minuto
Subir