Camino Real

articulo

=ESPECULANDO SOBRE LA AMNISTIA= UNA CHULADA DE PROPUESTA

No tengo la menor idea de cómo López Obrador pretendería hacer efectiva la amnistía al crimen organizado para, según dice, pacificar al país. Sé, eso sí -y supongo que el lector también-, que la amnistía no puede otorgarla el Presidente, sino el Congreso de la Unión; que -es evidente-, no la quieren ni la necesitan los mafiosos porque se les acabaría la fiesta y el negocio y que por eso mismo tampoco la han pedido alguno o algunos de esos señores. ¿O se habrá apalabrado ya el Mesías tropical con alguno de ellos? En esa tesitura de incertidumbre total, se vale especular.

El crimen organizado debería apresurarse en la elaboración y trasiego de drogas, en el ajuste de cuentas vía levantones y ejecuciones, en los secuestros exprés y de los otros, en los asaltos, desaparición masiva de migrantes, feminicidios, ordeña de ductos de Pemex (huachicoleros), tráfico de órganos humanos, trata de blancas y prostitución de menores, pesca ilegal de totoaba y -aleatoriamente- vaquita marina y, en general, toda suerte de actividad ilícita-lucrativa, porque el negocio se les acabaría en cuanto López Obrador se calzara la banda tricolor (ahora sí constitucional y no “legítimo” como hace doce años ) y pisara Los Pinos. Ya corriendo 2018 queda menos tiempo para las elecciones presidenciales del primer domingo de julio, y como dice López Obrador que él ganará y que inmediatamente obsequiará una amnistía a los mandos y tropa del sector criminal para pacificar al país, entonces les queda poco tiempo para hacer de las suyas porque, emitida la amnistía, quedaría estrictamente prohibido delinquir en todas esas disciplinas, bajo pena de quebrantar el acuerdo que, a solicitud de López Obrador y buenamente aceptado por los capos del narco y de toda clase de mafias, sería firmado y estrictamente observado para que nada perturbe la paz y tranquilidad del país que sería tanta que se correría el riesgo del aburrimiento sin que se oiga un tiro. Y como en la hipotética administración pejegorgojiana la transparencia sería absoluta, supongo que veríamos al Mesías y a los mafiosos reunidos en Los Pinos -o quizá mejor en la explanada del Zócalo, en un acto multitudinario, ya veremos-, para firmar el acuerdo de alto al fuego y sacarse la foto para que en los medios quede constancia del pacto por la paz entre la Presidencia de la República y el Crimen Organizado.

Todos los asesinatos, individuales o masivos (como el de Ayotzinapa, por ejemplo), y las respectivas viudas y huérfanos, así como secuestros y toda clase de crímenes con sus correspondientes víctimas, quedarían perdonados y olvidados. Y, por supuesto, la amnistía incluiría un punto muy importante: en adelante, ni un crimen más.

Algunas cuestiones deberían preocuparnos: ¿Dónde meteríamos tantas armas que buenamente entregarían los ex maleantes a López Obrador? ¿Dónde pondremos tantos coches y camionetas blindados y algunos artillados? ¿De qué vivirán los grupos musicales que graban narco corridos si ya nadie los va financiar, lo mismo que a las estaciones de radio? ¿Qué sería de las familias que operan las narco tienditas al quedar cancelada la franquicia? ¿Y los policías municipales, estatales y federales que están en la nómina de los cárteles? ¿Qué van a hacer sin empleo los chavos que encuentran ocupación como halcones? ¿Y los que se ganan unos pesos como sicarios y ya no lo podrán hacer?

Tiene sus asegunes la amnistía al crimen organizado. Pero no todo está perdido: falta de gane el Peje.


MESON.- Otra morrocotuda propuesta de López Obrador es poner dos refinerías en cuanto lo llamen jeñor prejidente, según dijo el día de la Virgen de Guadalupe: una en Tabasco, su tierra natal, y la otra allí cerquita, nomás pasando el rio, en Campeche… Actualmente Pemex tiene seis refinerías ubicadas estratégicamente en el territorio nacional: Salina Cruz (Oaxaca), Tula (Hidalgo), Minatitlán (Veracruz), Cadereyta (Nuevo León), Salamanca (Guanajuato) y Ciudad Madero (Tamaulipas)… Nomás al Pejegorgojo se le ocurre poner dos nuevas refinerías, casi una encima de la otra, sin ningún criterio de ubicación geográfica para la distribución de la producción ni eficiencia comercial… Y las dos casi a tiro de resortera de las de Minatitlán y Salina Cruz… Una chulada de propuesta… ¡FELIZ año nuevo!... ¡Arrieros somos!

Tiene sus asegunes la amnistía al crimen organizado. Pero no todo está perdido: falta de gane el Peje.
Ultimo Minuto
Subir