Diurnarius

articulo

Vuelve el arrepentido


Reza el refrán que “por la boca muere el pez”, y así es como Leoncio Morán Sánchez, se ha encargado de cavar su tumba política, luego de que en el 2014 renunciara al Partido Acción Nacional (PAN), no sin antes despotricar y verborrear toda su iraen contra de aquellos que lo habían hecho presidente municipal de la Capital, diputado federal y candidato a gobernador, simplemente porque no lecumplirían su caprichode ser nuevamente el candidato a gobernador, por lo que decidió refugiarse en el Partido Movimiento Ciudadano (MC), en donde encontró su minita de oro para hacer y deshacer a su antojo, como no lo pudo hacer en Acción Nacional.

Sin embargo, tras su doble derrota en la elección ordinaria del 2015 y en la extraordinaria del 2016, Leoncio Morán, como candidato a gobernador por el partido Movimiento Ciudadano,figuró más como un vulgar esquirol del PRI, que como una verdadera opción políticapara la alternación, y de paso le dio la razón al PAN, al confirmar con la votación que obtuvo en ambos procesosque era un político en decadencia que solo buscaba satisfacersu ego y sus ambiciones personales, tal y como lo hace ahora, con la precandidatura al Senado en Colima, de la alianza federalentre el PAN,PRD y MC, en la que al saber que era para MC, se apoderó de ella, sin tomar en cuenta a ninguna otra ciudadano o militante de su partido, contradiciendo así su propio discursos, pero sobre todo mostró que su moral, su honestidad, principios y lealtad tiene preció, y valen, lo que vale una candidatura al Senado.

Quizá el señor Leoncio, pensaba que la gente olvidaría los escándalos y vituperios que ha protagonizado en contra del PAN y sus representantes populares, incluso contra la propia alianza, dela que se autoproclamó precandidato al Senado, pero no fue así, la población se lo recordó el pasado jueves luego de que aparecierasonriente como si nada hubiera pasado en la visita que realizará Ricardo Anaya Cortés a Colima, como parte de su precampaña presidencial, en la que le bastó a Moran postear una foto en Facebookpara que enredes sociales rápidamente lo hicieran pedazos al reclamarlesu doble moral, su traición, su cinismo, y cuestionaran sus principios, calidad moral y honradez, pero sobre todo lo decepcionante que hasido ver su hambre por el poder.

Sin duda, Leoncio Morán, no solo ha perdido la brújula, sino la razón, en su obsesión de ser gobernador o un político reconocido como Jorge Luis Preciado Rodríguez o Fernando Moreno Peña, quizá esa es la razón por la que odia tanto al primero y respeta tanto al segundo que no se atreve a tocarlo; lo cierto es que sus frustraciones y rencores lo han convertido en un político en decadencia que pretende seguir viviendo de sus viejas glorias, los poco más de 33 mil votos que sacó en el paso proceso electoral, incluidos los 13 mil que obtuvo en la Capital, no son suficientes para poner condiciones, ya que difícilmente los volverá a sacar; por lo que debería de darse por bien pagado con la candidatura al Senado y no andar queriendo ponerse exigente con el PAN y el PRD para ir en alianza a nivel local, por que de ir solo MC, difícilmente le alcanzará su votación para incrustar un par de regidores en algunos ayuntamientos, ya que notiene candidatos competitivos y los que podría reciclar de otros partidos se los están ganando.

Lo cierto, es que Leoncio Morán tras cerca de 15 años de vivir de la política, le ha llegado el momento de retirarse, debe entender que sus obsesiones y ambiciones personales, han sido su propio verdugo, que no fueron los panistasni Jorge Luis Preciado los responsables de su desgracia, sino él mismo se ha encargado de cavar su tumba política.

miguelinosan@yahoo.com.mx
Ultimo Minuto
Subir