Diurnarius

articulo

Perredistas en extinción

Se podría pensar que la crisis interna y externa por la que transitan los partidos en la entidad, se reduce a los Partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI), sin embargo, no es así, los problemas que enfrenta el Partido de la Revolución Democrática (PRD), probablemente son mayores, ya que contrario a lo que puedan decir y argumentar sus dirigentes, el perredismo en la entidad se encuentra en vías de extinción, y solo gracias a la alianza Federal pactada con el PAN y Movimiento Ciudadano (MC), lograrán sobrevivir a este proceso electoral, en el que a pesar de que serán mínimos los votos que aportaran en el estado a las candidaturas locales y federales, aun así, fueron premiados con posiciones en cabildos y distritos locales, aunado a un porcentaje de votos que probablemente les permitirá mantener el registro como partido y quizá hasta meter uno o dos legisladores por la vía plurinominal.

Pero la realidad es que PRD en la entidad prácticamente no existe, su presencia y capital político que lograron después de la elección del 1997, en la que Carlos Vázquez Oldenburgo ganó la alcaldía de la Capital y Gonzalo Castañeda Bazavilvazo logró un número importante de votos en la elección a gobernador, fueron vistos como moneda de cambio, los grupos encabezados por los hermanos Sotelo García y Arnoldo Vizcaíno Rodríguez y dirigentes que les precedieron se encargaron de vender al mejor postor esa fuerza política de la que ahora solo queda un mínimo remanente, del que gracias al trabajo realizado Martha Zepeda del Toro en los últimos dos años se ha logrado conservar, pero no ha sido lo suficiente para que el PRD vuelva ser competitivo como lo fue hace veinte años.

Sin embargo, la alianza con el PAN a nivel local, será un tanque de oxígeno para el PRD y la tablita de salvación para más de un perredista o arrepentido que regresará a las filas del PRD, aprovechando la falta de militancia y de cuadros que puedan encabezar una de las candidaturas que les fueron otorgadas, como es el caso de Francisco Rodríguez, que en la elección pasada había dejado las filas perredistas, para irse de candidato a Sindico del Ayuntamiento de la Capital, con el PAN, y que ahora que está apunto terminársele el periodo como munícipe, regresa al PRD por la puerta grande con doble candidatura, por el distrito VI y en la segunda posición plurinominal, lo que nos deja en claro que entre los perredistas no se tiene memoria y se premian las traiciones y a los políticos vividores como lo hace el PRI; por lo que no nos será nada extraño que de llegar al Congreso del Estado, Francisco Rodríguez, pase a ocupar el lugar de Nicolás Contreras o haga equipo con él.

Sin duda, hasta hora lo único rescatable que tiene el PRD, es Martha Zepeda, que a pesar de que fue traicionada por los propios líderes perredistas, en pasado proceso electoral, en el que en cabezo la candidatura de ese partido a la gubernatura tanto en la elección ordinaria como en la extraordinaria, y de haber

sido boicoteada y abandonada a su suerte por la dirigencia estatal, después de haber sido nombrada delegada del PRD; pero eso no la detuvo, Martha no claudicó en su lucha por abanderar causas sociales y señalar los errores e injusticias que comete el gobierno estatal; solo esperemos que ahora que es candidata a la diputación federal por el primer distrito, por la alianza PAN-PRD-MC, mantenga ese ímpetu de lucha que la ha caracterizado y no se pierda entre banalidades y pretensiones que la hagan alejarse de la realidad y perder rumbo.

Si bien el PRD, difícilmente lograra recuperar el terreno perdido no solo a nivel local sino a nivel nacional, por lo que independientemente de las posiciones que logre ganar en este proceso electoral, sus verdaderos líderes deberán reconsiderar la permanencia en este instituto político, antes de que el perredismo termine de extinguirse.

miguelinosan@yahoo.com.mx

Ultimo Minuto
Subir