CAMINO REAL

articulo

=EL ZAFIO ZAFADO Y LOS APANICADOS =LA ELECCION MAS DIFICIL

Cada vez que Trump abre la boca para decir una nueva idiotez, nuestros gobernantes reaccionan equivocadamente para engordarle el caldo al zafio y zafado habitante de la Casa Blanca. A las constantes declaraciones de Trump de que levantará un muro en la frontera y que lo pagará México, nuestros líderes políticos se apanican en vez de reír a carcajadas. Así como Trump dice lo que se le ocurre, nuestros vergonzantes gobernantes están prestos a darle crédito, sin darse cuenta de que el zafio y zafado no tiene ninguna agarradera legal para cumplir su amenaza de hacer pagar a México el muro, pues si la tuviera ya lo habría hecho; y tampoco columbran que sería digno de verse cómo lo construiría sin tener financiamiento y cómo haría después para recuperar lo gastado.

Para reírse a carcajadas de Trump en el tema del muro, bastaría ver como este zafio zafado pide y ruega al Congreso de su país que le autoricen dinero para el muro de sus ensueños, pero cuantas veces lo hace, el legislativo estadunidense lo batea porque -han de decir

los legisladores gringos-, con un loco es más que suficiente. Los gobernantes nuestros, en tanto, se “indignan”, se envuelven en la bandera nacional, se rasgan las vestiduras, adoptan poses de intransigentes defensores de la patria y mandan “enérgicos” mensajes y recados “exigiendo” explicaciones y respeto, mientras el zafio zafado se revuelca en su risa burlona.

La pobre y podrida imaginación trumpiana acaba de producir otra ideota para carcajearse pero que, no obstante, a los líderes mexicanos los puso a temblar como gelatina y a cacarear como gallinas: la militarización de la frontera, cosa que no logró el zafio zafado porque movilizar tropas militares solo se puede hacer con autorización expresa del Congreso; pero como no pudo poner soldaditos, mandó a la guardia nacional que no es otra cosa que civiles uniformados y desarmados.

El zafio zafado está en todo su derecho de construir no uno sino todos los muros que quiera en su territorio y decir que México se los pagaría con un corto enganche y cómodos abonos o de riguroso contado si se le antoja, sin que nadie puede objetárselo; igual puede erizar la frontera con soldados, armamento militar y reforzar con Batman, Superman, el Hombre Araña, los Avengers y toda la

legión de estúpidos superhéroes de historieta. Todo ese ridículo y más puede hacer el zafio zafado en su país.

Pero acá, de este lado, tampoco faltan los zafios zafados como el candidato López quien dijo que, de ganar la elección y si Trump persiste en militarizar la frontera, hará una cadena humana bien chingona, ¿con quiénes y para qué?, con la bola de chairos güevones que con gusto irían para también engordarle el caldo al rey del populismo nacional. ¡Imaginen a los chairos pejelagartianos lanzando trompetillas y sacando la lengua a los militares gringos desde este lado de la frontera! ¿O irían a echarles bala, como Villa?

Pero para el encueramiento del zafio zafado y el ridículo de los que de éste lado le hacen caso, el diario The New York Times acaba de editorializar en el sentido de que la puntada de militarizar o enviar la guardia nacional a la frontera mexicana, es una maniobra desesperada del zafio zafado Trump porque no ha podido conseguir que el Congreso le autorice fondos para su muro fronterizo.

¡Tan ridículo uno como los otros!

MESON.- Ahora sí que está difícil la elección colimense de senadores, alcaldes y diputados

federales y locales, pues de todos los candidatos no se hace uno… ¡Arrieros somos!

Ultimo Minuto
Subir