Red Política

articulo

Más señales

Se acaba de lanzar una señal más de que Andrés Manuel López Obrador no sería el próximo Presidente de México, como lo he sostenido desde esta trinchera periodística.

Ahora, el mensaje enviado presuntamente desde Estados Unidos no se canalizó a través del Presidente de la República o de otra autoridad de muy alto nivel. Se hizo mediante el presidente del INE, Lorenzo Córdova, quien en otras palabras dijo que el 1 de julio no habría un ganador aún porque –dijo entre líneas- será realmente un elección cerrada.

Y es que el consejero presidente, al participar la semana pasada en un conversatorio con integrantes del Centro Libanés y ante encuestas que dan casi el 50 % de preferencia electoral al candidato de Morena –lo cual se entiende que están manipuladas y, por tanto, pagadas por los que financían privadamente la coalición “Juntos haremos historia”-, manifestó que “el INE no lee encuestas; el INE hoy está partiendo de la premisa de que lo que puede ocurrir la noche de la elección es que no se podrá definir con claridad un ganador y, por lo tanto, el INE tendrá que explicar y llamar a la prudencia”.

Tal mensaje se envía con el árbitro de la contienda electoral porque AMLO ya se siente ganador de la elección, más que por estrategia electoral, por convicción personal, lo cual es riesgoso para el país porque esto podría tener algunas consecuencias sociales y económicas, debido a la mala fama de intolerante que tiene el tabasqueño, y porque el candidato de Morena no está en los planes de los poderosos intereses económicos estadunidenses.

El viejo político ex priísta y ex perredista, crecido e inflado por la reciente encuesta de Reforma hecha a su medida, ya que lo ubica con el 48 % de la preferencia electoral, respondió molesto, irritado, por lo expresado por el presidente del INE, llamándolo irresponsable e imprudente -por no decir lo que ha de comentar en privado y en confianza-, cuando el dueño de Morena trata otra vez de engañar a los ciudadanos con

encuestas que casi rebasan el 50 % de simpatías y cuando casi medio mundo está de acuerdo en que esta será una elección cerrada.

Por cierto, este último escenario se empezará a conformar después del segundo debate presidencial, cuando seguramente avanzarán Meade y Anaya –más el primero que el segundo- y AMLO no se moverá hacia adelante. Será hasta después del tercer debate, en la recta final de la elección, cuando se define si es el candidato de la coalición que encabeza el PRI o el panista quien dispute la elección al candidato de Morena.

De lo que estoy más cierto es que ningún candidato ganará la elección con más del 50 % de los ciudadanos que vayan a votar el 1 de julio y veo escasas posibilidades de que un candidato gane con más del 40 % de los votos, porque quien ha sido colocado por arriba de este porcentaje se verá disminuido por los sufragios que los indecisos ejercerán de último momento.

Sigo sosteniendo que la Presidencia de la República está entre Meade o Anaya. La primera señal que daría sustento a esta hipótesis -además de las señales o mensajes enviados desde 1988 en las elecciones presidenciales- son los cambios que seguramente habrá en los porcentajes entre el panista y el “morenista” en la preferencia electoral que se dé a conocer después del segundo debate presidencial del próximo domingo, cuando las posiciones cambiarán (AMLO, Anaya y Meade) y se estrecharán las diferencias.

REPESCA

NO HUBO sorpresas o novedades en la convocatoria mundialista en la selección mexicana de futbol y llamó a los que se contemplaban, entre los que algunos han sido seleccionados debido a los fuertes intereses económicos de los principales integrantes de la mafia que manda en el futbol mexicano y no por méritos o cualidades personales o propias. Me parece que hay mejores que Edson Alvarez, Oribe Peralta, Giovanni y Jonathan dos Santos, Jesús Molina, Marco Fabián y Carlos Vela, quienes son cartuchos quemados –excepto el primero-. Con esto, reitero: lamentablemente, México no avanzará siquiera al cuarto partido; es decir, no pasará a las finales, lo que sería un retroceso porque la selección ha llegado al cuarto partido desde el mundial de México 86….. PARA EL magistrado Presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Bernardo Salazar Santana, el nuevo sistema de justicia penal no es el que falla o tiene errores en su conformación; posiblemente, el problema se debe a la falta de profesionalización y capacitación de los policías, por lo que no son elementos estrictamente científicos como lo requiere el nuevo sistema. Lamentó que si en lugar

de capacitar o procurar los protocolos de actuación y la formación de recursos para tener verdaderas policías científicas y profesionalizadas, “nos regresamos a métodos rudimentarios de investigación, sería un retroceso grande”….. Y DE esta situación está consciente el candidato del PRI-Pvem a presidente municipal de Villa de Alvarez, el diputado Héctor Magaña Lara, quien es de los primeros en reconocer lo que está sucediendo: que más tardan en agarrar a los delincuentes, que en soltarlos, debido a que los policías no están capacitados en estas detenciones al informar que entre su propuesta “Villa de Álvarez Seguro”, destaca la preparación de elementos policiacos para que delincuentes no salgan libres cuando son detenidos. Mencionó que si un policía desconoce los pasos a seguir en el momento de detener a una persona y no cuida un detalle, el delincuente con el Nuevo Sistema de Justicia Penal no cumplirá con el requisito y lo van a soltar horas después, lo cual pasa actualmente….. Y ASI como hay candidatos comprometidos, también hay políticos irresponsables como la senadora del Partido del Trabajo, María del Carmen Martínez Porcayo, quien hizo la propuesta de desaparecer los tres poderes del estado de Colima y nombrar a un gobernador provisional por el clima de inseguridad. Por eso, para que no se generara una confusión, el secretario general de Gobierno, Arnoldo Ochoa González, tuvo que salir a aclarar que “ojalá cuando alguien se suba a la alta tribuna de la nación hagan un análisis más objetivo y que no sea la pasión o el compromiso político o electoral el que lleve a una senadora a hacer aseveraciones y a solicitar la desaparición de poderes, sin tener el más mínimo argumento”. Me parece que no hay condiciones o elementos para proponer lo que planteó la senadora petista, por lo que, efectivamente, se trata de una declaración electorera. De esta calaña son los “representantes” de los partidos de izquierda, PT y Morena.

Ultimo Minuto
Subir