CAMINO REAL

articulo

DE LO QUE PUEDE PRESUMIR WALTER =POR LAS PRISAS NO VEMOS =DOS GANADORES DEL DEBATE

Era conocido sólo en el sector empresarial en donde se desenvolvió profesionalmente; pero Walter Oldenbourg, candidato del PRI-PVEM a la alcaldía de Colima, dio un salto para posicionarse políticamente de tal suerte que ahora las tendencias indican que su campaña va a la alza.

En efecto, las primeras encuestas de la campaña -cuando apenas se estaba registrando como abanderado-, le daban a Walter una intención del voto la verdad muy baja, cosa normal pues la gente no lo conocía; por el contrario, los ciudadanos sí conocían a Héctor Insúa por ser alcalde, a Leoncio Morán también por haber sido mnícipe -y candidato a gobernador en dos ocasiones-, y a Roberto Chapula por haber sido diputado local, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos además de abogado muy activo sacando de la cárcel a narcos y rateros.

El candidato del PR-Verde a la alcaldía de Colima, el predicho Walter, ha venido creciendo, y por sus propuestas y antecedentes en el sector empresarial ha

generado simpatías entre la sociedad pese a su novatez en lides electorales y no obstante que sus adversarios ya llevan más de 15 años en la vida política. Lo que está gustando más a la población de Colima es que Walter Oldenbourg no se identifica con ningún partido político; ni siquiera con los que lo están arropando, el PRI y el PVEM; en todo caso él se identifica con la gente como un candidato ciudadano que su vida la ha hecho en el sector empresarial, generando empleos para familias y contribuyendo a la economía de la entidad, cosa de la que muy pocos, por no decir que ninguno, puede presumir.

Entre más se contrastan los perfiles, más se genera la idea de que Colima requiere a un presidente municipal identificado con la gente, con quienes trabajan día y noche para sacar adelante a sus familias, no un demagogo empedernido, ni un locuaz ocurrente y mucho menos alguien que ya demostró su ineficacia. El único que da la talla adecuada es Walter Oldenbourg.

O O O O O O O O O O

Pareciera que se necesitaba que alguien de afuera viniera y nos dijera que las escuelas de Colima se encuentran entre las mejores del país, pese a ser una situación de la que a diario nos percatamos cuando llevamos a los niños a su lugar de instrucción

escolar o cuando vamos a recogerlos. Quizá por las prisas, poco o nada nos percatamos de las mejoras que han tenido los planteles es colares de un tiempo acá, lo que se debe a los resultados del programa “Escuelas al Cien” que puso en práctica la administración del gobernador Ignacio Peralta a través del INCOIFED, en donde se ha demostrado que cuando se quiere se puede. Y eso es lo que ha hecho el gobernador, dando nueva fisonomía a las escuelas del Estado, dotándolas de los elementos demandados por el alumnado y el personal docente, necesarios para el aprendizaje.

El anuncio fue hecho por el director general del INIFED, Héctor Gutiérrez de la Garza, al presentar la evaluación de 20 entidades federativas en la que se observa que la calificación en eficiencia para Colima fue de 98.95 por ciento, por lo que en comparación con la quincena anterior del 1 de mayo, subió un peldaño, ya que se ubicaba en el lugar número dos con el 98.43 por ciento. El funcionario federal no dudó en felicitar al gobernador Peralta “por ser el nuevo número uno en el país”.

En el análisis que se hace mensualmente, Colima se ubica por encima de entidades como Puebla, Tabasco, Quintana Roo y Yucatán, que se colocaron entre los primeros cinco lugares de la tabla; de manera

que Gutiérrez de la Garza reconoció a Ignacio Peralta su aplicación para que Colima sea el primer lugar en eficiencia en la ejecución del programa Escuelas al Cien.

Con este tipo de resultados Peralta demuestra otra vez su interés por la educación, preocupándose porque la niñez y los profesores cuenten con instalaciones adecuadas para nutrirse del conocimiento básico para su desarrollo.

MESON.- Yo gané el segundo debate, dice Meade; mientes, gané yo, responde Anaya; todos me pelaron los dientes, dice el corrientazo López; son puros habladores, los mejores chistes los hice yo y por eso gané, grita El Bronco… Pero no. Según muchos observadores, el debate lo ganaron los protagónicos moderadores Yuridia Sierra (¡que vocecita tan achilangada!), y León Krauze, quienes regañaron feamente a los candidatos porque no les gustaban las respuestas, pero no todos, pues al Peje, pese a que parecía lelo que no daba pie con bola, no lo molestaron… Se les olvidó que quienes y calificamos la forma y fondo de responder de los candidatos somos los ciudadanos, y que ellos debían limitarse a preguntar… ¡A ver qué día vuelven a invitar a ese parecito a moderar otro debate!... ¡Arrieros somos!

Ultimo Minuto
Subir