Estación Sufragio

articulo

VOTAR CON LOS CODOS

VOTAR CON LOS CODOS:
En las redes sociales se afirma que al funcionario lo cesaron, pero los medios digitales solo registran la disculpa que expresó en su propia cuenta de Facebook el director jurídico del Gobierno del Estado, Juan Pedro Vera.

A todo esto, el verdadero propósito del mensaje no era exculparse por haber compartido una imagen (meme) de claro contenido ‘clasista’, sino dolerse de los insultos y amenazas de muerte que recibió.

Como ocurrió con el escándalo por el meme compartido por el periodista Ricardo Alemán a través de su cuenta de Twitter, el incidente en Colima nos devuelve a la discusión axiológica sobre las verdaderas intenciones que subyacen en nuestra comunicaciones por redes sociales.

Para no entrar en discusiones inútiles, hay que dejarlo en claro: si yo comparto, suscribo. Ya bastante abierto está el muro para que todos los contactos del dueño del perfil de Facebook coloquen ahí los mensajes que quieran.

Se puede alegar pasividad cuando dejas que cada quien publique en tu muro lo que sea. Pero si das “like” o marcas “no like”, si compartes el mensaje o lo comentas, están siendo activo en la red.

Vera dice que se trató de “…un 'meme' a final de cuentas, no un posicionamiento personal, ni un posicionamiento ostentándome con 'cargo' alguno, y mucho menos traté mal a alguien física o verbalmente, o con una actitud 'clasista'”.

En eso se equivoca Juan Pedro: la pasividad se expresa al dejar que los mensajes fluyan; si yo borro, reenvío o denuncio, estoy actuando en la red. Y no hay acción inocente. El agrede verbalmente y usa frases clasistas. No se ostenta en el cargo, pero compromete al gobierno para el que trabaja.

Eso tendría que saberlo el director jurídico de un gobierno encabezado por alguien como Ignacio Peralta que fue subsecretario de Comunicaciones. Aunque esta administración no presume ser de vanguardia tecnológica, como se ufanaba la de Mario Anguiano, es impensable que el director jurídico de un gobierno en la era digital se instale en la racionalidad analógica.


OFENSA, NO MAL GUSTO:
Vera compartió una imagen en la que sugiere a los seguidores de Andrés Manuel López Obrador votar “con la mugre de sus codos”.

El autor del meme (una modalidad de humor gráfico que ha venido a sustituir no al cartón o la caricatura política en los periódicos, donde hay una voz reconocible, sino al grafiti como el de esos dibujos obscenos en los baños públicos que son el reino del anonimato) construye una broma a partir de la idea de que los eventuales votantes de AMLO no necesitarán usar el crayón para marcar la boleta.

Juan Pedro Vera sostiene que el meme que “hace algunas horas” compartió, “si usted quiere [es] ácido, de humor negro o de mal gusto”, pero es “un 'meme' a final de cuentas”.

En eso se vuelve a equivocar, el problema no es si el meme no es el “más amable para quienes se identifican con López Obrador” o si “sumado a la efervescencia electoral” hizo que “se desbordan las pasiones por la piel sensible de quienes se sintieron o se sienten ofendidos o aludidos”, el problema es que es la ofensa no está en los que se sienten aludidos, está en el que la profiere.

Y es él, un funcionario público, quien ofendió agrediéndolos verbalmente a los ciudadanos que decidan votar por López Obrador.


PAÍS TROPICAL:
Sin acabar de entender de qué se trata, ni las implicaciones de su cargo o el peso de sus palabras, Vera se escuda en la libertad de expresión:
“Lo curioso es, que justamente compartí un meme el día de la libertad de expresión, y que esta acción al final del día me ha traído un sinfín de descalificaciones infundadas (que las recibo atendiendo precisamente a su misma libertad de expresión), y 'aguanto vara' como decimos en mi pueblo, pero también estoy recibiendo amenazas de lesiones y hasta de muerte de muchos perfiles en cuyas cuentas se observa su apoyo al Mesías tropical”.

Como dicen en mi pueblo: ¡Ese es el pleito!
¿Quién en el gobierno de Ignacio Peralta, obligado a mantener la neutralidad durante el proceso electoral, le dio autorización a este muchacho para descalificar a un candidato presidencial?

Que el presidente del PRI estatal diga que AMLO es un mesías tropical o lo que guste, se entiende. ¿Pero el director jurídico del gobierno estatal?

¿Cómo podría el jefe de Vera decir que gobierna para todos, si el abogado del mandatario manifiesta semejante parcialidad?

Vera se queja de las amenazas y los ataques personales que recibieron él y sus allegados, pero parece convencido que es una reacción exagerada.

Es más, dispuesto a hacerse responsable de sus actos, dice: “aquí estoy, si por el 'tinte clasista' del 'meme' alguien se sintió ofendido le ofrezco mis disculpas sinceras”.

Como director jurídico no habría admitido que el responsable de un hecho ilícito que agravia al gobierno que él representa, saliera del problema con una disculpa. ¿O sí?

Todo acto tiene una consecuencia. Vera no tendría que haber esperado a que lo cesaran. El mensaje de disculpa debió venir acompañado de su renuncia.

…GENERA UNA REACCIÓN:
Que esta elección divide a la sociedad, es verdad. Que las pasiones se desbordan, también. Que cada quien, en el ejercicio de su libertad de expresión, tiene derecho a señalar los defectos de cualquiera de los candidatos y hasta anticipar lo que podría pasar si AMLO, Meade o Anaya gana la Presidencia, estoy de acuerdo. De eso se trata la democracia.

Pero no se sorprendan cuando al descalificar a los que van a votar por una opción tan válida como cualquier otra, afirmando que simpatizan con el Peje por ignorantes, mugrosos, fanáticos o irracionales, los chairos, zombies y todos los apodos que les han puesto, contesten: “Ignorante, mugrosa, fanática… ¡tu madre!”
En muchas redes sociales he visto a este tipo de personas preocupadas porque en la carrera presidencial gane López Obrador, hacerse los chistosos ofendiendo con frases absolutamente discriminatorias a los posibles votantes de Morena.

Esos que, como Vera, dicen: “no fue para tanto”; son los primeros que se llaman atacados y acusan a los simpatizantes de Andrés Manuel de estar polarizando el debate público, ¡cargándolo de violencia verbal!

Que un funcionario llame “mugroso” a un ciudadano que con sus impuestos paga su sueldo, y cuyo voto vale lo mismo que el del empresario más acaudalado, es algo intolerable. Espero que los rumores de que despidieron a Vera se confirmen oficialmente.

Que un funcionario llame “mugroso” a un ciudadano que con sus impuestos paga su sueldo, y cuyo voto vale lo mismo que el del empresario más acaudalado, es algo intolerable. Espero que los rumores de que despidieron a Vera se confirmen oficialmente.
Ultimo Minuto
Subir