Camino Real

articulo

ELECCION RIESGOSA POR INEPTITUD GUBERNAMENTAL = INSUA Y LOS NUEVOS FESTIVALES = PERDONARÍA A LAYDA

Dentro de dos domingos serán las elecciones para Presidente de la República, gobernadores (en algunos estados), senadores, diputados federales, diputados locales y ayuntamientos. Se dice, y es verdad, que son los comicios más importantes de cuantos se tenga memoria, no por lo que está en juego (que cada seis años lo tenemos) sino por el rumbo que puede marcar la brújula nacional a partir del resultado. El rumbo del país, tras la elección del primero de julio, dependerá del tipo de gobierno que decidan los votantes. El riesgo es, como se sabe, que se elija a un presidente de la República que meta reversa y vuelva a las fracasadas prácticas del pasado como los subsidios, el control de precios, el “nacionalismo” mal entendido -y peor ejercido- en la gobernanza, el paternalismo a ultranza y, en general, un gobierno de puntadas -no de planes y programas-, y un paternalismo gubernamental desatado, entre otras linduras como el perdón a los criminales, la alianza con hampones, la manutención de parásitos sociales a costa del erario, etc. Se teme que pueda ser electo un presidente que resulte del tipo del venezolano Nicolás Maduro, que instaure un modo de gobernar unipersonal e impositivo, sin más ojos y más oídos que para las hordas populistas. Esta opción la representa el partido Morena y su mesiánico líder Andrés Manuel López Obrador, cuyas propuestas tenebrosas son de sobra conocidas. Cualquier otra opción de entre las que se ofrecen en las boletas electorales, sería buena o menos mala; sin embargo, el riesgo de que se opte por la opción morenista es muy serio, pues así lo hacen temer las simpatías que ha despertado con su discurso demagógico que ha mareado a una parte del electorado, simpatía que deviene del disgusto por un gobierno que sin embargo no es el peor ni el más malo que hemos tenido y que encabeza Enrique Peña Nieto, sino que éste ha sido muy deficiente para publicitar sus logros que son pocos pero importantes como el sostener al país entre las quince economías más importantes del planeta, pese a la corrupción en cuyo combate ha fallado igual que en la seguridad pública, rubro éste último en el que campea la impunidad por sostener una ley (de justicia penal) dictada desde afuera del país y que privilegia los “derechos humanos” de los delincuentes por encima de los de la sociedad victimizada por el crimen organizado a ciencia y paciencia del presidente Peña y la runfla de legisladores federales y locales que no se atreven a decir basta y desechar las políticas de big brother de la inservible ONU, y en su lugar decretar leyes enérgicas para exterminar a los delincuentes antes de que, como parece, éstos acaben con el país.

Si tan sólo tuviésemos a raya a los delincuentes, la simpatía popular por quienes están al frente del Estado mexicano sería enorme y López Obrador no tendría agarraderas.

Júrelo usted que, si gana López Obrador, el infierno -y no el de Dante ni el de la película de Carlos Estrada, sino el real-, será peor al que estamos viendo.

MESON.- El endeudamiento del ayuntamiento de Colima ¿va en la misma proporción a lo gastado en el festival del Volcán?... Quien sabe, pero es alta la deuda municipal… El ayuntamiento de Colima no es el único que organiza en la entidad colimense; de hecho la secretaría estatal de Cultura lleva a cabo algunos festivales, lo mismo que otros ayuntamientos que se gastan lo poco que tienen en ferias de lo que se les ocurre a los alcaldes; pero el ayuntamiento de Colima es el que gasta horrores en el festival volcaneño y, como se reelija el alcalde Héctor Insúa, sería como decirle: está bien, gasta lo que se te antoje en festivales… Y al rato vamos a ver festivales nuevos. ¿Qué le parece el de la Pitaya, el de la Piedra Lisa o el del Río Colima?… LAYDA Sansores, esa que parece botarga de Morena pero que en realidad es su candidata a una delegación de gobierno de la Ciudad de México, se compró, con cargo a la Cámara de Senadores -donde la campechana hace bulto-, una montón de cosas de uso personal por 700 mil pesos… Yo le perdonaría el pecadillo si lo que compró sirviera para algo, pero dudo que, por ejemplo, mejore su aspecto con el tinte de cabello que va entre las adquisiciones… ¿PORQUE la selección de futbol de México no juega siempre como lo hizo frente a Alemania el domingo, ganándole a los campeones del mundo?... ¡Arrieros somos!

Si tan sólo tuviésemos a raya a los delincuentes, la simpatía popular por quienes están al frente del Estado mexicano sería enorme y López Obrador no tendría agarraderas.
Ultimo Minuto
Subir