Diurnarius

articulo

¿Será Morena, la esperanza de Colima?

Tras haber pasado la efervescencia y calentura electoral entre la clase política y en gran parte de la población, ha comenzado a sentirse un ambiente de incertidumbre ante el inverosímil escenario político que se avecina a nivel local, donde las pugnas internas entre algunos de los futuros representantes populares de la alianza (Morena, PT, PES) “Juntos Haremos Historia”, han dejado ver sus diferencias y sus hambre de poder, lo que para nada favorece al proyecto de Andrés Manuel López Obrador, pero sobre todo abona a la estabilidad del estado.

Hasta ahora los alcaldes y legisladores electos la alianza “Juntos Haremos Historia” parecen estar más preocupados por ver quien controlará a nivel local Morena, que por integrar su plan de Desarrollo Municipal o su Agenda Legislativa; desafortunadamente el desconocimiento y la inexperiencia los ha llevado a caer en los mismos vicios y errores de los viejos régimen priistas y panista, en las que se veía a diputados populistas repartiendo despensas, tapando baches y prometiendo obras y servicios públicos, o a presidentes municipales queriendo reformar o crear leyes, acciones que no solo no les corresponde hacer, sino que están fuera de sus ámbitos de competencia.

Si algo les debe de quedar claro, a los próximos alcaldes y legisladores, es que la sociedad voto por ellos (Morena), para terminar con los vicios de poder, para que Funcionarios, Alcaldes, Legisladores, Gobernador y Presidente cumplan con su responsabilidad y funciones; la gente voto por un cambio, no solo de color y personas, sino de forma y de fondo.

Los alcaldes y legisladores de la alianza “Juntos Haremos Historia”, deben de asumir su responsabilidad y entender que se gobierna con mayorías; el tener la mayoría en el Congreso del Estado, les da el poder suficiente para controlar la entidad y poner al gobernador y a los presidentes municipales a trabajar, pero sobre todo les da lo pasibilidad de terminar con la corrupción, la opacidad, la impunidad y el compadrazgos de políticos y gobernantes sin escrúpulos que tanto daño le han hecho a México y a Colima.

Esperemos que la legislatura que está por entrar retome temas como: la revocación de la concesión del Parque Regional, la regulación de la publicidad gubernamental, la opacidad en el manejo de recursos de seguridad pública, regulación de viajes del gobernador, transparencia en el gasto de recursos públicos, cobro por servicio de agua potable, costo de tenencia y calcomanía vehicular, gastos personales de funcionarios de primer nivel, designación de magistrados y funcionarios de instituciones y organismos autónomos estos entre

otros tópicos, que los actuales diputados en complicidad con el gobernador se han encargado de ocultar o proteger.

Sin duda, los próximos legisladores locales de Morena, PT y PES, tendrán en sus manos la oportunidad histórica de cambiar un gobierno corrupto, impune y gris, como el de José Ignacio Peralta Sánchez; solo esperemos que no se vendan y terminen siendo cómplices del peor gobernador que ha tenido Colima.

Solo nos queda esperar, para ver si Morena, será la esperanza que esperaban los colimenses o si será lo mismo pero más barato.

miguelinosan@yahoo.com.mx

Ultimo Minuto
Subir