ESTACIÓN SUFRAGIO

articulo

UNA BUENA Y UNA MALA:

Para el PRI Colima, la buena noticia es que obtuvieron de la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación una cuarta diputación plurinominal. La mala, que fue a costa de sus aliados electorales.

Verde y Nueva Alianza perdieron las asignaciones que les habían concedido el Instituto Electoral del Estado. Y esas curules pasaron a engrosar las bancadas del tricolor y de Acción Nacional, dos de los partidos que impugnaron el reparto avalado por el Tribunal Estatal.

Kenia Thomas Muñoz, tercera posición en la lista del PAN, y Manuel Rubén Cervera García, cuarto en el orden de prelación del PRI, serán los nuevos diputados.

También impugnó Morena que esperaba por lo menos una segunda plurinominal, pero los magistrados de Toluca consideraron que ese partido estaba suficientemente representado y hacía falta evitar la subrepresentación de priistas y panistas.

Previendo que la resolución no gustaría a los otros partidos que se coaligaron en este proceso federal, el Revolucionario Institucional emitió un comunicado en el que el presidente estatal Rogelio Rueda Sánchez lamentó que la diputación obtenida “haya sido a costa de asignaciones hechas a partidos que en otros momentos han sido aliados electorales del PRI”.

Tras celebrar la decisión porque la Sala Regional hizo respetar la Constitución y ratificó “la voluntad de miles de colimenses que votaron por nuestro partido”, Rueda reconoció que “antes que nada debe estar el respeto a la voluntad y a los votos de los colimenses”.

PVEM SE DICE TRAICIONADO:

En lo que concierne al Panal, lo de “otros momentos” vale. Pero PRI y PVEM postularon a los mismos candidatos a diputados locales en los comicios que se están calificando, aunque no ganaron ningún distrito.

De ahí que Virgilio Mendoza Amezcua, presidente estatal del Partido Verde Ecologista de México, acompañado por Nabor Ochoa López y Martha Alicia Meza Oregón, quien ya había recibido su constancia como diputada plurinominal para la Legislatura que entrará en funciones el 1 de octubre, se dijera “traicionado” por Rueda.

Virgilio le reprochó al priista que “nunca le notificó al Verde sobre el recurso de impugnación que estaba promoviendo ante la Sala Regional”.

Y mientras el PRI pondera la corrección legal y la justicia de la resolución, Virgilio dijo que “es un total atropello a la voluntad ciudadana, pero además, con argumentos que no se sostienen”.

PANAL PINTA SU RAYA:

Por otra parte, en tanto Rueda Sánchez, también diputado local plurinominal electo, se mostró confiado en que la decisión de Toluca sea ratificada por los magistrados de la Sala Superior, el dirigente estatal del Panal, Francisco Javier Pinto Torres, anunció que recurrirán a la última instancia del TEPJF a fin de impugnar la sentencia.

Pinto asegura que el Tribunal Federal los dejó sin representación proporcional “en franca violación a los preceptos constitucionales de Colima”.

Y recordó el ex dirigente magisterial que la Sala Regional resolvió en una votación dividida, despojando a Rosalva Farías Larios de su plurinominal al no reconocer que Nueva Alianza obtuvo el 3% de la votación emitida.

Eso, dijo, de acuerdo a las leyes de Colima le dio derecho al Panal a obtener como mínimo una diputación por el principio de representación proporcional.

Por cierto, nada dijo Pinto de una fractura con el PRI por este motivo ya que la relación entre ambos partidos estaba rota desde antes. Este 2018 el Panal postuló a sus propios candidatos locales, pese a formar parte de la coalición Todos por México.

LE SALIERON MUY CAROS:

Más allá de los discursos, la sentencia del tribunal electoral modifica no solo la composición del futuro Congreso local sino también la correlación política del estado.

Con la excarcelación de Elba Esther Gordillo, fundadora del Panal, por un acuerdo entre López Obrador y Peña Nieto, y la liquidación del partido tras haber perdido su registro, Nueva Alianza ya no le sirve al PRI y el PRI ya no le sirve al partido magisterial.

De hecho, en otro boletín, el dirigente nacional del Movimiento Territorial (MT) del PRI, José Cazada Rovirosa, aclaró tajante respecto a las alianzas que con frecuencia se relega a priistas para postular a candidatos de otros partidos y “cuando ganan esas posibilidades, resulta que no necesariamente hacemos gobiernos juntos”.

Para el ex gobernador de Querétaro y ex titular de Sagarpa, en muchas ocasiones cuando el Partido cede posiciones en la negociación se lastima a los militantes del PRI.

Pues sí, el Panal no hubiera hecho gobierno con el PRI, pero tampoco va a hacer oposición. Quizá más adelante rompan con AMLO, pero por ahora el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y su líder real, la Maestra, salieron ganando con el triunfo del Peje.

VOLVERÁN AL SENO PANISTA:

En cuanto al Verde, la cúpula nacional ya había decidido brincar del barco priista que se hunde mucho antes de que Virgilio y Nabor encontraran la excusa perfecta para romper con el tricolor.

Y si bien el dirigente ecologista afirma que su enojo es con Rogelio Rueda, no con el Gobernador, el Verde en Colima mantendrá la relación con el mandatario –sospecho– más que nada porque están seguros que Nacho Peralta no buscará en el PRI a su sucesor.

La ruptura con el tricolor marca el segundo paso en la ruta alterna que Virgilio y el propio Nabor tendrán que seguir en el camino a recuperar la competitividad electoral hacia el 2021.

Una competitividad que perdieron con la derrota de Mendoza en la presidencia municipal de Manzanillo (y con la defenestración de Martha Meza, prestanombres política de Ochoa López).

El primer paso lo dieron cuando Gabriela Benavides, senadora por la primera minoría, se alineó con los Verdes en lugar de pelear por mantenerse en la bancada del PRI en la cámara alta.

Todos ellos, Virgilio, Nabor, Martha y Gabriela, pasaron por el PAN. Y al blanquiazul podrían volver si los actuales propietarios de la franquicia en Colima los reciben.

Jorge Luis Preciado, Fernando Antero y Martha Sosa pueden tener mil motivos para estar resentidos con los que se fueron al Verde y con otros personajes del panismo como Leoncio Morán y Felipe Cruz que migraron a Movimiento Ciudadano, o hasta con Pedro Peralta Rivas que se volvió operador del PRI, pero tarde o temprano se darán cuenta de algo:

Ante el surgimiento de un oficialismo morenista, que postulará como candidato a la gubernatura a alguien que se la haya jugado con López Obrador, la única oposición viable son esos ex panistas.

Quien sea que abandere al PRI en 2021, cargará con el estigma de ser el candidato de Ignacio Peralta aunque el mandatario saliente ni lo pele.

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com. Esta columna también se puede leer en: www.carvajalberber.com y sus redes sociales.

Ultimo Minuto
Subir