ESTACIÓN SUFRAGIO

articulo


QUIEREN PRIVATIZAR LA XX ZONA:

Apenas se completó la mudanza al nuevo campo militar y ya se conocen varias propuestas para los terrenos que ocupó la XX Zona en Calzada Galván.

Casi todas ellas implican sacrificar áreas verdes para construir edificios, aunque con algunos de los proyectos podría darse un nuevo uso a las edificaciones ya existentes.
Todas las propuestas, sin embargo, implican concentrar cientos de personas en un espacio donde el problema no sería la gente, sino las necesidades que tendrían de estacionamiento y transporte público.

Esto en una zona de la ciudad con una vialidad tan comprometida como es la propia Calzada y las arterias circundantes: la calle 1º de Mayo que va por atrás de la XX Zona, y las avenidas Insurgentes y Niños Héroes. Basta ver cómo se pone los domingos el parque de la Piedra Lisa, para imaginar cómo sería el día a día.

El menos publicitado de estos proyectos, y que será sin duda el más polémico porque implica la repudiada privatización del espacio, es el que busca destinar la esquina noroeste del predio a un parque de diversiones tipo Selva Mágica, anexo al Zoológico de Guadalajara, o similar a La Feria en la segunda sección del Bosque de Chapultepec.

Terreno hay de sobra, asumen las autoridades del estado, empeñadas en encontrar una fórmula de asociación público privada que no sólo garantice la manutención de un área verde que el gobierno del estado no parece dispuesto a costear, sino que redunde en ingresos para la tesorería estatal.

Esta propuesta se contradice con la que un grupo de activistas han venido impulsando para convertir el predio en un jardín botánico de especies nativas y reserva natural para la flora y la fauna endémica, especialmente aves.

Urge rescatar este pulmón, afirman los ambientalistas, máxime cuando se ubica en un entorno urbano donde la vegetación es la que crece en lotes baldíos y los márgenes del arroyo El Manrique, y los animales más distintivos son ratas, gatos ferales y perros callejeros.

LAS PROPUESTAS DEL CONGRESO:

La presidente de la Junta de Gobierno Interno del Poder Legislativo, Jasmín García, nos acaba de decir en una entrevista que se difundió en la fanpage de Carvajal Berber en Facebook, que urge construir un nuevo recinto parlamentario.
Lo interesante es que considera levantar el nuevo edificio del Congreso del Estado en los terrenos desocupados por la Secretaría de Defensa Nacional, cruzando la calzada.

No es por vanidad de los legisladores. Ciertamente en la actual sede apenas caben los diputados, en apretados cubículos. Y no hay lugar en el Palacio para las dependencias del Congreso, como son el propio Osafig o el Archivo Histórico. Pero lo realmente grave es el evidente riesgo de que se desplome todo el conjunto de los palacios Legislativo y de Justicia.

Estas pesadas construcciones flotan –junto con la llamada Plaza de la Bandera– sobre una serie de pilares, porque en el diseño original se quiso dejar libre el sótano para usarlo como estacionamiento que, con el tiempo, se fue llenando de oficinas con paredes de tabla roca que no sirven como muros de carga.

Los palacios Legislativo y de Justicia no pasarían una revisión de Protección Civil. El personal que labora en el sótano corre el riesgo de morir aplastado y quién sabe cuál sería la suerte de quienes ocupan los edificios que vemos al nivel de calle.

Otro de los diputados de Morena, el presidente en turno de la mesa directiva, Guillermo Toscano Reyes, presentó en la tribuna un punto de acuerdo por el que se exhorta al gobernador Ignacio Peralta a que gire instrucciones para llevar a cabo un proyecto ejecutivo para la creación de un Complejo Administrativo Anticorrupción, en los terrenos que desocupó el 29º Batallón de Infantería.

Lo anterior, dijo Toscano, con el fin de que en ese inmueble coexistan las instituciones que conforman el Sistema Estatal Anticorrupción: el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig), el Tribunal de Justicia Administrativa, la Contraloría General del Estado, el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos (Infocol), la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción y la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción.

TAMBIÉN EL IMSS QUIERE SU PARTE:

Apenas este viernes, en su informe como presidente del Consejo Técnico delegacional del Instituto Mexicano del Seguro Social, el doctor José Rivas Guzmán sumó a su petición a las autoridades estatales y municipales para que doten al IMSS de los terrenos que requiere para ampliar algunas de las unidades de medicina familiar que han sido rebasadas por la demanda, una propuesta singular:

Destinar un espacio en los terrenos que desocupó el Ejército para construir en ellos la nueva UMF No. 16 que actualmente funciona en la calle Francisco J. Mújica de la colonia Infonavit-La Estancia.

El delegado regional no ocultó las razones para mover la clínica: por falta de espacio, no se pueden habilitar nuevos consultorios; pero más importante es que el personal médico y administrativo trabaja bajo acoso de los grupos delincuenciales que operan en el Infonavit. No han sido pocas ni menores las agresiones sufridas por los médicos y sus asistentes o por pacientes y acompañantes.

No lo especificó Rivas Guzmán, pero acaso su propuesta consiste en que el IMSS use las instalaciones que el Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM) dejó al interior de la XX Zona. Si bien, esa unidad de atención médica básica tendría que ser ampliada para satisfacer las necesidades de una clínica.

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com
Ultimo Minuto
Subir