Diurnarius

articulo

AMLO vs SCJN

La controversia generada entre el Presidente Andrés Manuel López Obrador y los magistrados de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación (SCJN), por la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, aprobada por el Congreso de la Unión, en la que se pone un tope máximo a los sueldos y establece que ningún funcionario pobra ganar más que el Presidente de México, destapó la cloaca de sueldazos y privilegios de la que goza la justicia mexicana.

Convenientemente hace unos días, los Magistrado de la SCJN decidieron invalidar la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos promovida por López Obrador desde que era candidato, lo que ha generado un debate que sobre pasó las instánciales políticas y ha sido llevado al terreno de la opinión pública en la que definitivamente los responsables de hacer valer la Ley estarán perdidos, no solo por los cerca de 600 mil pesos que reciben mensualmente de sueldo, más sus privilegios, sino por lo cuestionado que ha sido su trabajo y su honestidad al frente de la SCJN, pero sobre todo por un pueblo cansado y dolido de tantas injusticias que está dispuesto a no seguir siendo pisoteado.

Definitivamente en este encontronazo entre el Presidente y los Magistrado de la SCJN que buscan defender su sueldo y privilegios amparados en el poder que ostentan; Andrés Manuel les lleva una ventaja de 30 millones de votos que siguen creyendo en él, y que están puestos y dispuestos a respaldar cualquier acción que decida tomar el Ejecutivo Federal, para que la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos se aplique y nadie gane más que el Presidente.

Si los Magistrados de la SCJN, pensaban que echando abajo la Ley de Remuneraciones, marcaban su distancia del Ejecutivo Federal y dejaban en claro su independencia como poder, definitivamente se equivocaron, no lo lograron lo único que hicieron fue exhibirse y desafiar a AMLO y a su millones de seguidores, que ahora piden se reforme la Ley para destituir o liquidar a los Magistrados, propuesta que ha tomado fuerza entra la población y la opinión pública que tras conocer a detalle los sueldos y privilegios de los que gozan no han dudado en pedir sus cabezas.

Sin duda, la decisión tomada por los Magistrados de la SCJN será un parte aguas, que viene a desencadenar una serie de reformas legales a nivel nacional y local, debido a que no solo abre la puerta para que todos aquellos servidores públicos y funcionarios que estén inconformes con el ajuste de sueldos, puedan ampararse para evitar que toquen su percepciones; pero sobre todo lo más alarmante es que alienta y revive el clima de odio y hartazgo que llevó casi a su extinción al PRI y al PAN en las pasadas elección y que aún sigue latente entre los mexicanos.

La rebeldía de los Magistrados que mostraron al echar abajo la Ley de Remuneraciones para Servidores Públicos les puede salir muy caro, sobre todo ante un pueblo dolido, cansado, tristemente pobre, con sed de justicia, progreso y esperanza que ha visto como una ofensa los sueldazos de los magistrados, mientras que la gran mayoría de los mexicanos viven con el salario miserables y algunos sin las mínimas prestaciones; con esta desigualdad que alimentan los Magistrados de la SCJN, para cualquier gobernante es y será imposible enfrentar los problemas de inseguridad, educación, salud que vive nuestro país; mientras la brecha de la desigualdad no se reduzca a los mexicanos solo les queda rezarle a la virgen para seguir adelante.

miguelinosan@yahoo.com.mx

Ultimo Minuto
Subir