Desde la Curul 26

articulo

La peor sesión solemne del Congreso…

La semana que recién concluyó se realizó la peor sesión solemne de que se tenga historia en el Congreso del Estado, donde de solemne no tuvo nada, bueno ni el nombre, porque la convocaron como sesión ordinaria, pero invitaron a los representantes de los poderes Ejecutivo y Judicial, como lo señala el protocolo, esto para entregar el premio estatal “Ricardo de Jesús Vázquez Lara Centeno”, a las personas y organizaciones que trabajan en favor de las personas con discapacidad.

Por cierto la entrega de este premio estatal, se hizo a destiempo y violando la propia convocatoria expedida para tal efecto, ya que en la misma se decía que la entrega de este premio sería en sesión del 3 de diciembre, en el marco del Día Internacional de la Discapacidad.

Sin embargo por las grillas internas y por la aprobación del paquete fiscal del Gobierno del Estado, se les olvidó a los diputados y diputadas de la Comisión de Niñez, Juventud, Adultos Mayores y Discapacidad, que preside la diputada Araceli García Muro, presentar el dictamen que contenía los nombres de las agrupaciones o personas que han contribuido a erradicar la discriminación para personas con discapacidad durante el 2018.

Fue hasta la sesión del 6 de diciembre cuando por fin se dio a conocer el dictamen conteniendo los nombres de quienes recibirían este reconocimiento, convocándose para entregarla en sesión ordinaria el 13 de diciembre a partir de las 10:00 horas.

Llegó el plazo para entregar el premio estatal “Ricardo de Jesús Vázquez Lara Centeno”, y aquello fue un desgarriate que creo que nunca antes había ocurrido.

A quienes iban a recibir el premio se les citó a estar al menos 15 minutos antes de la hora convocada, que era a las 10:00, y se invitó a los titulares de los poderes Ejecutivo y Judicial, a estar puntuales a las 10:00 horas, al momento de arrancar la sesión, diciéndoles a ellos que se trataba de una sesión solemne.

A las 09:55 horas, llegó el Secretario General de Gobierno, Arnoldo Ochoa González, quien llevaba la representación del Poder Ejecutivo; y casi a la misma hora llegó el magistrado Rene Rodríguez Alcaraz, quien llevaba la representación del Poder Judicial.

Para esto déjeme decirle que se había citado a los integrantes de la Comisión de Gobierno Interno, para elaborar el orden del día de la sesión, a las 09:30 horas, es decir casi a la misma hora que debía estar arrancando la sesión solemne.

La sesión de la Comisión de Gobierno Interno, no inició puntual y lógico, todo se retrasó, pues fue hasta casi a las 11:00 horas, cuando por fin concluyeron, sin embargo no se fueron al recinto para iniciar la sesión.

Mientras la mayoría de diputadas iban bien arregladas para una sesión solemne, los diputados llegaron como quisieron, como si nadie les hubiera dicho que se trataba de una sesión solemne, por eso únicamente el diputado Francisco Rodríguez llegó de traje, al igual que los representantes de los Poderes Ejecutivo y Judicial, de ahí en más había de todo, hasta dos o tres desaliñados, porque dijeron que acababan de llegar de la Ciudad de México, y como se habían ido en autobús, ya se imaginará.

Al Congreso del Estado, poco le importó, en su descortesía, que los elementos del 29º Batallón de Infantería, como era la Escolta y Banda de Guerra, hubieran llegado desde las 09:30 horas, y que estuvieran de pie esperando el arranque de la sesión.

Tampoco interesó a las diputadas y diputados, el hecho de que desde las 10:00 horas estuviera prácticamente lleno el recinto legislativo, por un lado por las personalidades invitadas, por el otro, porque los diputados Carlos César Farías y Arturo García Arias, habían invitado a los burócratas de Tecomán, pues les habían dicho que en esa sesión aprobarían el dictamen para crear el artículo 233 bis 3, que es el que derogaron los diputados de la anterior legislatura, para no sancionar a los alcaldes que dispongan de los recursos de los trabajadores.

El retardo en el inicio de la sesión, no fue tolerado por algunos invitados por eso después de una hora, se retiraron por cuestiones de agenda, las consejeras y consejeros del Instituto Electoral del Estado, entre otros.

También a los y las diputadas, poco les importó el hecho de que como se trataba de entregar el premio estatal a las organizaciones y personas que trabajan con agrupaciones de personas con discapacidad, entre los invitados acudieron menores, y jóvenes, con Síndrome de Down, y que padecen algún trastorno del Espectro Autista, y que no pueden durar tanto tiempo en un mismo sitio.

Por eso, para las once de la mañana, varios menores lloraban desconsoladamente, hasta que los retiraron del recinto, porque ya no aguantaban, pero, ni eso motivaba a la presidenta de la mesa directiva, la diputada Araceli García Muro, a arrancar la sesión.

Y qué decir de los representantes de los Poderes Ejecutivo y Judicial, cada uno por su lado, caminaban para un lado, para el otro, el magistrado René Rodríguez, dialogaba con algún diputado, con este columnista, estaba desesperado “es que tengo mucho trabajo y no se ve para cuando inicien”, decía.

A su vez el Secretario General de Gobierno, entraba a una sala de juntas, salía de ella, caminaba por los pasillos y por más que miraba el reloj, esto no avanzaba.

A las 11:00 de la mañana, la presidenta de la mesa directiva toma su lugar en el presídium, y se dirige al público y a los que iban a ser premiados, para informarles que se había prolongado la reunión de la Comisión de Gobierno Interno, “pero fue porque estábamos decidiendo (apenas) cuánto les vamos a dar en lo económico, junto con su premio; entonces en un rato más vamos a empezar, porque los administrativos están llenando todo el papeleo”, y se retiraba de su lugar.

Para eso ya estaba la mayoría de legisladores y legisladoras en su lugar, menos las integrantes de la mesa directiva.

Ignorancia en el protocolo… descortesía a las autoridades invitadas

Por fin a las 11:24 se abrió la sesión, en medio de un desorden, porque nadie le hacía caso a la presidenta García Muro, que está pasando con más pena que gloria, al momento de dirigir las sesiones, aunado a que ni con el guion que le preparan en la Dirección de Procesos Legislativos, saca bien las sesiones, equivocándose casi en todas sus participaciones.

Para esto déjeme decirle que la sesión se abrió como ordinaria, y a las 11:39, ingresa la Escolta al centro del recinto parlamentario.

Mientras eso ocurre llaman a los representantes de los Poderes Ejecutivo y Judicial, para concentrarlos en la Sala de Juntas “General Francisco J. Múgica”, para que entren por la trastienda, en lugar de hacerlo por el vestíbulo principal, por lo que entre el barullo y los ayudantes de diputados, ingresan los invitados especiales al recinto, quienes antes de tomar su lugar en el presídium, pasan a saludar de mano a los legisladores y legisladoras presentes.

No hubo un guion, ni un maestro de ceremonias, para conducir los honores a la bandera, fue a iniciativa del elemento militar que da las órdenes con el clarín, el que llama a rendir los honores; enseguida José Naranjo, quien es del área de comunicación, toma el micrófono para decir que a continuación de entonarán las notas del Himno Nacional Mexicano, sin embargo, al concluir éste, no sé si lo regañaron por usar el micrófono, el caso es que ya no invitó a rendir honores a nuestro Lábaro Patrio, ni tampoco a despedir a la bandera.

Fue el soldado que iba al frente de la banda de guerra, quien ordenó a los elementos a que por flanco derecho abandonaran el recinto legislativo; y al mismo tiempo el abanderado de la escolta, daba las órdenes de que por flanco izquierdo y columna por uno, salieran del Congreso.

Ya una vez sentados los invitados, la presidenta de la mesa directiva, Araceli García Muro, pide la diputada Rosalva Farías, pase a tribuna para que dé a conocer los nombres de los premiados, para que reciban el reconocimiento.

No hubo ninguna intervención de parte de la Comisión dictaminadora para dar a conocer cuántos participaron, ni cuáles fueron los merecimientos para hacerse acreedores al premio y a éstos una vez que reciben el galardón les ordenan que se coloquen en el centro del recinto para que al final les tomen la foto del grupo.

Y así ocurrió, apenas se entregaron las notas laudatorias, toman las fotografías, y quienes fueron reconocidos por el Congreso, se retiran para esto se había declarado un receso a las 12:05 horas.

Los premiados y sus invitados abandonaron el edificio del Poder Legislativo.

La mesa directiva del Congreso, se mostró descortés, pues a pesar de haber tenido esperando a los titulares de los Poderes Ejecutivo y Judicial, no se le concedió la palabra para dirigir un mensaje a los galardonados al Secretario General de Gobierno, en este caso, que llevaba la representación del Ejecutivo.

Fue hasta las 12:19, cuando la presidenta de la mesa directiva, dice que hará uso de la palabra, para eso ya los premiados no están; no se sabe con fin hablará Araceli García Muro, luego se vería que era un mensaje con motivo del premio otorgado, sin embargo ya no quedaba nadie de quienes habían recibido el premio estatal. Aquello era ya una romería.

Pasadas las 12:30 horas se retiran los representantes de los poderes Ejecutivo y Judicial, al secretario General lo sacan por el sótano; al magistrado René Rodríguez, por el frente, pues éste les dice que tiene que ir a su oficina, que está enfrente, en el Palacio Judicial.

Así terminó la primera parte de una sesión que de solemne no tuvo nada, donde la impuntualidad volvió a hacerse presente como ya se les está haciendo costumbre.

Dentro de la misma sesión, en el siguiente punto del orden del día, era abrir otro espacio solemne para que rindiera protesta el Oficial mayor del Congreso, pero a ese espacio solemne de plano no invitaron a los Poderes Ejecutivo y Judicial.

De veras, ¿no habrá alguien en todo el Congreso que conozca de protocolos?

Nombran Oficial Mayor del Congreso a egresado de Gastronomía…

El receso que habían declarado para despedir al Secretario General de Gobierno Arnoldo Ochoa y al magistrado René Rodríguez Alcaraz, cerca de las 13:00 horas, los diputados decidieron prolongarlo hasta las 16:56 horas, y reanudaron la sesión ordinaria para presentar el acuerdo parlamentario para nombrar al nuevo Oficial Mayor del Congreso, cargo que estaba acéfalo desde el 22 de noviembre cuando corrieron con cajas destempladas al anterior Oficial.

Desde aquella fecha se sabía que la Presidenta de la Comisión de Gobierno Interno, Jazmín García, impondría a uno de sus ayudantes, pues incluso ella misma corrió la voz, para que desde entonces los trabajadores se dirigieran a Juan Pablo Gutiérrez como “el Oficial”.

Después de la salida de Armando Carrillo, como no había acuerdos, el diputado panista Fernando Antero propuso una modificación a la Ley Orgánica para nombrar un encargado de despacho de la Oficialía Mayor, quedando al frente Humberto García, un hombre de experiencia, que tiene más de 20 años de laborar para el Legislativo, pero sin embargo no es de la confianza de la bancada mayoritaria (MORENA), a pesar de que su trabajo lo desempeñó en forma profesional e institucional.

Pero no, Jazmín García, quería apoyar a sus amigos, por eso desde que corrió a Armando Carrillo, (a quién por cierto en Radio Pasillo se ha estado comentando que hasta los dedos les tronó a él y a la Directora de Administración y Finanzas, para que abandonaran sus cargos), siempre dijo que el siguiente Oficial Mayor iba a ser Juan Pablo Gutiérrez, su ayudante, el que según Radio Pasillo, le estructura hasta lo que debe comer.

Y aún sin nombramiento Jazmín le confirió atribuciones para que empezara a tomar decisiones.

Bueno en la última sesión el pasado jueves se presentó el acuerdo legislativo, el cuál déjeme comentarle que no dejó satisfechos a los integrantes de la comisión de Gobierno Interno, sin embargo decidieron avalar con su voto el nombramiento, para que luego la bancada mayoritaria, la de MORENA, no vaya a decir que los están obstaculizando.

Una vez observando los datos curriculares, se puede observar que es una persona que no tiene experiencia en administración pública, ni en política, ni tampoco en el aspecto jurídico, pues no es abogado, pero sí es gastronomía.

Su única experiencia en el aspecto legislativo, es que en 2015 “…prestó su servicio social constitucional en el H. Congreso del Estado”, atribuyéndole a él haber realizado “…la digitalización del Archivo del Poder Legislativo del Estado de Colima, y su apoyo en el área de sistemas y captura”.

Según la curricula Juan Pablo Gutiérrez, es originario de Tecomán y “cuenta con nueve años de experiencia frente a grupo y, a partir de agosto del 2015, se desempeñó como Director de la Escuela Secundaria Técnica No. 22 “Francisco Hernández Espinosa” T. M., en la comunidad de Buenavista del Municipio de Cuauhtémoc, Colima, cargo que logró en el concurso de oposición 2014-2015”.

De igual forma, dicen que “…fue responsable del reclutamiento, capacitación y organización del personal integrante de los diferentes equipos de capacitación estatal de cursos de actualización de la plantilla docente en el Estado de Colima, así como profesor de diversas materias en Licenciatura y Maestría, en diversas instituciones de educación superior”, pero no dice cuáles materias ni en qué instituciones de educación superior laboró.

Bueno pues Juan Pablo Gutiérrez, es Oficial Mayor desde el 13 de diciembre; el anterior Oficial Mayor apenas duró mes y medio en el cargo y se supone que traía mayor experiencia, vamos a ver cuánto dura éste.

Por lo pronto déjeme comentarle que el nuevo Oficial Mayor del Congreso, es enemigo de los trabajadores y ya dejó muestras de ello aún sin tener ningún nombramiento, ni facultades. Le prometo que pronto le daré a conocer lo que hizo apenas la semana pasada.

Para cerrar…

**Doble cara…

Déjeme comentarles que mientras nuestros diputados salen y se rasgan las vestiduras, hablando de austeridad y de que nadie gane más que el Presidente de la República, todo queda en mero discurso, ya que en la realidad, están rasguñando recursos de donde se pueda, ¡ah! eso sí, en lo oscurito.

Los legisladores de la Quincuagésimo Novena Legislatura, acaban de aprobar el pasado jueves 13 el dictamen mediante el cual se crea la Ley de Austeridad del Estado de Colima.

Según el dictamen, esta Ley homologará las remuneraciones que perciban todos los servidores públicos del Estado de Colima, con las leyes federales en los artículos 116, fracción II, y 127 de la Constitución, recién reformadas por la Sexagésima Cuarta Legislatura Federal; así como la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos del Estado y los Municipios.

Pero mientras los diputados quieren bajarle sobre todo al Poder Ejecutivo, ellos en el Legislativo no se bajaron ni un peso; se aprobaron el mismo presupuesto de 2018 y más aún con esta Ley de Austeridad se aprobaron que del gasto neto total ejercido anualmente en difusión de propaganda oficial por las dependencias y entidades del Poder Ejecutivo se limitará a un máximo del 0.2% de su presupuesto; mientras que para los poderes Judicial y Legislativo, Municipios y Órganos Autónomos será de hasta el 0.4 %.... Pero este asunto lo abordaré más ampliamente en otra columna.

**¡Lángaros!

Por lo pronto déjeme comentarle de acuerdo a información obtenida, en la sesión de la Comisión de Gobierno Interno celebrada el 5 de diciembre, los integrantes de dicha Comisión se auto-aprobaron un acuerdo para incrementar en 20 mil pesos las percepciones para cada presidencia de Comisión Legislativa.

Como usted lo sabe, por presidir una Comisión Legislativa, recibían la cantidad de 15 mil pesos; bueno, pues de acuerdo a la información que me hicieron llegar, se aprobaron aumentar en 20 mil pesos, es decir cada comisión recibiría 35 mil pesos mensuales por tal concepto.

¡Ah! y dicho acuerdo, según eso, será solamente por los meses de octubre, noviembre y diciembre, es decir por este primer trimestre se entregaron (supongo que ya ocurrió porque el acuerdo fue el 5 de diciembre) 105 mil pesos por cabeza… ¿no que muy austeros?

** ¡A mi diputado me lo respetas!...

De plano los pleitos internos entre los diputados no tienen para cuando acabar, y apenas la semana pasada se dieron otro “entre” ahora la diputada Martha Alicia Meza Oregón con el diputado Vladimir Parra Barragán, desaguisado que ocurrió en la Sala de Juntas “General Francisco J. Múgica”.

Resulta que como a Vladimir Parra, le dolió en serio que el diputado Miguel Ángel Sánchez, les haya aventado la toalla y se haya ido de MORENA sin avisarles, fue hasta donde estaba el ahora coordinador del Partido Verde, con su diputada manzanillense y le dijo hasta de lo que se iba a morir.

Lo que no esperaba Vladimir, era que Martha Meza sacara las uñas por Miguel Ángel y lo retara: “Mira Vladimir, ya estuvo suave, a mi diputado me lo respetas y a mí también me debes respeto, tanto Miguel Ángel como yo somos diputados igual que tú, entonces a mí me respetas porque somos diputados los dos”.

“Si traes algo personal en contra de Miguel Ángel, para eso están las autoridades, ve y pon una denuncia, pues para eso está el Ministerio Público, porque no se vale lo que andas haciendo, de que así que ya párale, te exijo respeto”.

Y ante eso, pues no le quedó de otra a Parra Barragán, más que retirarse.

**Seguirán los movimientos en el Congreso…

Me queda mucha información en el tintero, por lo pronto déjeme comentarle “Desde la Curul 26”, que esta semana van a seguir los movimiento en el Congreso, entre ellos el del Secretario Técnico de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios, donde designarán a Salvador Castañeda y también este martes se dará a conocer otro nombramiento en el área de Responsabilidades, que dependerá directamente de esta Comisión de Gobierno.

**Finalmente déjeme decirle que de acuerdo a los primeros datos en la elección interna del PAN, ganó “el Mono”, Alejandro García… y Renunció Enrique Michel al PAN, luego les ampliaré la información…. Hasta la próxima.

Ultimo Minuto
Subir