Diurnarius

articulo

Sanmiguel no pudo

El pasado 15 de noviembre durante su comparecencia ante el Congreso del Estado, el Secretario de Seguridad Pública, Enrique Alberto Sanmiguel Sánchez de manera retadora dijo a los diputados “No vengo a ver si puedo, sino porque puedo vengo”, hoy le podemos decir que NO PUDO, las cifras y estadísticas delictivas, así como la percepción social y la realidad que vive Colima, nos dan la razón y el sustento para afirmar que la violencia y la inseguridad en los seis meses que lleva como titular de la SSP, no fue ni contenida ni disminuyó, sino todo lo contrario, los delincuentes de todos los niveles se pasean por el estado felices y seguros sin que nadie los moleste.

No dudamos de sus capacidades del Secretario, Enrique Alberto Sanmiguel, ni que haya venido a Colima con la intención de hacer un mejor papel, incluso que haya intentado resolver el problema de inseguridad, sin embargo es momento de aceptar que NO PUDO, que los delincuentes superaron en inteligencia sus estrategias, recursos y sus improvisados y ocurrentes programas de prevención de delito, pero sobre todo sus buenas intenciones; los colimenses son gente noble, estoy seguro que no le guardaran rencor, como no lo hicieron con su antecesor veracruzano, incluso, si desea postergar sus vacaciones por la entidad, no le recriminaran nada, además el 90 por ciento de la población ni lo conoce, así que puede estar tranquilo.

Sin embargo, reconocemos que no toda la culpa es del secretario Enrique Alberto Sanmiguel, sino también de su equipo de colaboradores más cercano, que pareciera hicieron todo lo posible para hacerlo fracasará, el ejemplo más claro, es la Policía Estatal que luce desarticulada y sin un mando que los guie y dirija, pero sobre todo que los motive a potar con honor y gallardía su uniforme y a estar comprometidos con la institución, pero sobre todo que les garantice una estabilidad laboral; pero este sentir no es exclusivo de la policía estatal sino de todas las dependencias que integran la Secretaría de Seguridad Pública.

Pero quizá unos de los problemas de Sanmiguel pudo ser que se vio obligado a sostener o nombrar directivos contra su voluntad por compromisos políticos o de compadrazgo, que más que ayudarlo lo han hundido o quizá él se equivocó, lo cierto, es que haber mantenido en puestos estratégicos a gente que se desempeñó directamente con su antecesor fue un gran error, ya que sus resultados y estrategias han sido tan fallidas como las del veracruzano.

Pero no solo la falta de estrategia y coordinación, son las que han hundido a Enrique Alberto Sanmiguel, sino las millonarias inversiones que se han hecho en seguridad pública sin dar resultados; a pesar de que el año pasado el gobernador del Estado, José Ignacio Peralta Sánchez se la paso cacaraqueando entrega de equipo y patrullas a las corporaciones policiales, misteriosamente no hay patrullas,

los policías tiene que salir en vehículos civiles improvisados de patrullas, y sin uniforme a trabajar, lo que ha generado confusión y temor entre la población, ya que con 500 pesos o menos cualquier delincuente puede mandar hacer sus calcomanías y trasformar su carro en patrulla.

El gobernador podrá tratar de justificar y argumentar todo lo que quiera para defender a su Secretario de Seguridad Pública y ocultar la violencia y la inseguridad que vive Colima; sin embargo, nos queda claro que independientemente de las circunstancias y condiciones a las que se haya tenido que enfrentar Enrique Alberto Sanmiguel, NO PUDO, Colima sigue siendo el estado violento e inseguro igual o peor al que recibió cuando llegó a la SSP.

Esperamos que el señor gobernador entienda, que cuando algo no sirve o no funciona se debe cambia de inmediato.

miguelinosan@yahoo.com.mx

Ultimo Minuto
Subir