¿Por qué no debemos regatear?

articulo

“Consume local” y “Consume en mercados de tu localidad” son dos frases que en este contexto se utilizan para invitar a consumir productos de tus mismos vecinos o de productores agrícolas de la región, es decir, hacer un gran esfuerzo por construir una economía basada en productos locales.

Pero cuando los mexicanos consumen local no dejan pasar por alto una mala práctica que al parecer es parte de la idiosincrasia mexicana: regatear.

Comprarle a un productor local a un menor precio del que oferta sus productos nos da la sensación de ahorro, sí, y además de que, basado en el poder de manipulación, piensan que están ayudándolo a terminar su mercancía más rápido. ¡Puedes creerlo!

Regatear sólo demuestra lo poco que valoramos su trabajo y lo poco que sabemos sobre el esfuerzo que hacen para llevar su mercancía a nuestro alcance. No valoramos que satisfacen la necesidad primordial del ser humano.

Un productor trabaja en promedio 12 horas bajo el sol durante seis meses preparando la tierra, sembrando, regando, cuidando de las plagas, cuidando de depredadores su cosecha, empacándola y seleccionando la de mejor calidad, es decir, desechando los que se dañaron al momento de recolección –que significa ya pérdidas o mermas-, para que al final un comprador le condicione la compra a “¿30 piezas por 20 pesos? Dámelas a 15 y me llevo el doble”.

¿Parece justo negociar comprar el doble por un 25 % menos del precio real? ¿A caso le dices lo mismo al cajero de Walmart, Soriana, Sam’s o City Club?

No estás viendo las cosas a futuro. Regateas ahora para comer por un menor precio sin pensar en un fenómeno llamado abandono de la tierra. Este nos afecta a todos, aunque no lo creas, no sólo en el aspecto social. Con el abandono de la tierra se disminuye cada año de manera drástica la oportunidad de comprar alimentos locales y saludables. Además, se pierde la diversidad de las especies de frutas y verduras.

Quizás parece extremista y pensarás “A mí ni me va tocar”, como la escasez de agua. Pero es un hecho que entre menos productores haya, habrá que importar más frutas y verduras, lo que derivará en un aumento desmedido de los precios.

¿Qué debemos hacer? Ir a mercados locales y no regatear a los pequeños productores.

*Licenciado en Lingüística. Productor de Noticias de ZER Informativo Colima, colaborador de la revista Vida & Mujer, Colima XXI, El Centinela MX, Colima XXI, Meridiano Colima y El Comentario Semanal. Envíame tus comentarios a fernando_castillo@ucol.mx. También puedes consultar mis columnas en www.palabrasprohibidas.com

Ultimo Minuto
Subir