Diurnarius

articulo

La delgada línea de Mario Delgado

La reciente visita a Colima, del Coordinador de la bancada de Diputados Federales en el Congreso de la Unión, Mario Delgado Carrillo y su supuesta reunión de unidad, a la que misteriosamente no fueron invitados el Presidente Estatal de Morena, Sergio Bojado, la Senadora Griselda Valencia de la Mora ni la Diputada Federal Claudia Yáñez Centeno, no solo contradice su discursos, sino que lo coloca en una delgada línea en la que pone en juego su futuro y sus aspiraciones políticas, al respaldar y promover un grupo encabezado por personajes señalados de corrupción, traiciones y de estar al servicio del PRI y del Gobernador José Ignacio Peralta Sánchez.

El interés que ha mostrado desde hace unos meses Mario Delgado por Colima, en mucho contrasta con el que mostró cuando fue Senador de la República, Funcionario de Primer Nivel de la Ciudad de México y otros posiciones que ha ocupado, en las que prácticamente no se le vio por la entidad, ni mucho menos en actividades políticas, por lo que resulta incongruente que ahora siendo coordinador de Diputados Federales del Grupo parlamentario de MORENA, al que debería de estar entregado no solo de tiempo completo, sino en cuerpo, alma y espíritu, consensuando las iniciativas de Ley y Reformas que ocupa el Presidente Andrés Manuel López Obrador; prefiera distraerse de sus labores y ocupar su tiempo viniendo a irrumpir al estado, para aprovechándose de la inocencia de un grupo de políticos inexpertos, para erigirse como su líder.

Además, no hay que perder de vista que al parecer, la Delegada Estatal del Gobierno Federal, Indira Vizcaíno Silva, prefiere rendir cuentas y trabajar para el proyecto de Mario Delgado Carrillo, que cumplir con sus obligaciones, de otra manera no se entiende la razón por la que anda organizando reuniones entre los Diputados Locales y el Coordinador de Diputados Federales, en lugar de estar coordinando el Censo de Programas Sociales, el cual, por cierto en Colima presenta un rezago importante.

Sin embargo, a pesar de que Mario Delgado lo niegue, su repentino interés por Colima, no creo que sea casualidad ni por amor a su tierra o a sus paisanos ni mucho menos por que le preocupe la unidad de Morena en la entidad ya que de haber sido así, en primer lugar no habría aceptado reunirse con una facción, y en segundo lugar tendría que haber dado su lugar al Presidente Estatal Morena y a todos los liderazgos, y más por ser el Coordinador de Diputados Federales, por lo que su visita a Colima, más que abonar a la unidad del partido, y al proyecto de Nación de Andrés Manuel López Obrador, genera conflictos y distanciamiento entre legisladores locales, federales y la dirigencia estatal del partido, lo que en nada beneficia a Morena.

Sin duda, Mario Delgado Carrillo se equivoca, si cree que podrá hacerse del control de Morena en Colima y manejarlo como franquicia para venderlo como su fuerza y capital política a nivel nacional; en primer lugar porque va contra la naturaleza ideológica de Morena, y en segundo, porque el equipo que ahora encabeza y con los que evidentemente busca apoderarse del partido, son lo que no ha querido bajarse el sueldo, los que buscan imponer a un priista como Oficial Mayor del Congreso del Estado, son los que han sido acusado de negociar con el PRI, y más de uno de estar involucrados en actos de corrupción y de traición, quizá, Mario no se ha dado cuenta de las estrellas que vino a respaldar o quizá es su cómplice y está de acuerdo con su actuar.

Sin duda, el Coordinador de Diputados Federales, Mario Delgado debe de reconsiderar su interés por Colima, y enfocar sus esfuerzos en sacar adelante los trabajos legislativos del Congreso de la Unión, ya que en nada ayuda al Presidente Andrés Manuel López Obrador, generado conflictos partidistas, sobre todo ahora que es cuando más ocupa de la unidad y el respaldo de Morena.

miguelinosan@yahoo.com.mx

Ultimo Minuto
Subir