Red Política

articulo

AMLO-JIPS, justa dimensión


Me parece que lo sucedido el pasado martes en el casino de la Feria de Manzanillo merece analizarse bien y darle la justa o debida dimensión porque el gobernador de Colima estaría sentando un precedente para los actos que encabeza el presidente AMLO en los estados, gracias a la actitud que José Ignacio Peralta Sánchez tuvo ante los abucheos y gritos de militantes de Morena, seguramente con el visto bueno del dueño de este partido, que por cierto aún no se baja del caballo de candidato y hace campaña desde su cargo para favorecer a su partido en las próximas elecciones en los estados.

Por lo que se ha visto y escuchado en los videos que han subido a redes sociales, se puede asegurar que hasta el momento ningún gobernador como el de Colima había reprochado diplomáticamente al presidente AMLO por el evidente teatro que han venido montando militantes de Morena en los actos que éste encabeza junto con los mandatarios de los estados.

Vayamos por partes.

Primero. Ante los gritos y abucheos que empezaron a hacer un grupo de morenistas en el evento de Manzanillo, Nacho Peralta tuvo que detenerse en su intervención y esperar a que se callaran. Sin embargo, los morenistas siguieron con esta misma conducta, a lo que el gobernador dijo: “podemos dejar que se desahogue esta parte de lo que parece ser un PROTOCOLO en todas las entidades federativas (…)”.

Y segundo. Tras esperar a que disminuyeran los gritos y demás, el gobernador del estado manifestó: “Desahogado el punto de la ORDEN DEL DÍA del abucheo, sigo entonces con mi mensaje”.

Estos dos elementos, PROTOCOLO y ORDEN DEL DÍA, son parte de la organización del evento que correspondió al Gobierno de Morena que preside AMLO, por lo que fueron verdaderas pedradas al presidente que al parecer dieron en el blanco porque AMLO se enojó (sin expresarlo desde luego) por las expresiones de Nacho Peralta, ya que no se paró y no fue al micrófono para pedir respeto para el mandatario estatal en turno y permitir que siguiera con su discurso, como lo viene haciendo en los actos que encabeza con los gobernadores en los estados.

Por lo demás, es falso que el gobernador de Colima haya enfrentado al pueblo o que les faltó el respeto, porque a quien se dirigió con aquello de “le van a seguir o ya terminaron” fue al grupo de morenistas que estaban gritando y no a los demás asistentes, que eran la gran mayoría y no hicieron eco de los gritos y consignas que hacían los de Morena.

Es muy reprochable que AMLO siga en campaña desde la Presidencia de la República, ahora para favorecer a los candidatos de Morena en las próximas elecciones en los estados de la república. Sólo hay que analizar un poco lo que dice a diario en las mañaneras y en otros escenarios, así como las acciones que hace, para concluir que el presidente actúa como el dueño de este partido y trata de ayudar a los morenistas para que ganen en las próximas elecciones.

Desafortunadamente, tenemos a un presidente que públicamente dice mentiras y hace engaños por sistema y ante la vista y oído de todos, pero sobre todo a una persona que desde el cargo hace proselitismo político para Morena en lugar de actuar como un presidente de todos los mexicanos. Un presidente que hace un gobierno populista y clientelar, con interés electoral para su partido.

Lo que medianamente le reconocemos es su determinación de apoyar a los que menos ganan y tienen, aunque tampoco estamos de acuerdo en que lo haga de manera clientelar. Ya es hora de que la microeconomía (los pobres) deje estar en segundo o tercer término y reducir la ventaja que tiene la macroeconomía en donde se desenvuelven los ricos, pero no en la forma en que AMLO pareciera hacerlo.

Ante los gritos y abucheos que empezaron a hacer un grupo de morenistas en el evento de Manzanillo, Nacho Peralta tuvo que detenerse en su intervención
Ultimo Minuto
Subir