articulo

DÍAZ TORREJÓN Y LUIS TADEO O LO QUE NO DEBE HACERSE...

= DÍAZ TORREJÓN Y LUIS TADEO O LO QUE NO DEBE HACERSE = CUANDO LOS DEJÓ LIBRES, EL JUEZ FUE SABIO; CUANDO DISPUSO SU REHAPRENSIÓN, UN MALDITO CORRUPTO = LA LEY EN MANO PROPIA ES DE CAVERNÍCOLAS = LOS TLAXCALTECAS ¿TAMBIÉN DEBEN DISCULPARSE?

El de Agustín Díaz Torrejón y Luis Tadeo es todo un caso. Ambos personajes parecieran bien intencionados pero que han equivocado el camino en su presunta lucha justiciera en torno a los defraudados por JOV, lo que a la postre les ha costado una vista forzada a la penitenciaría estatal donde podrán pasar las próximas festividades navideñas.
Díaz Torrejón presuntamente se ha dado a la desinteresada defensa de los afectados por JOV, lo que puede ser cierto o falso dependiendo de a quien se le pregunte. Por su parte, de Luis Tadeo se presume ha hecho fama de mal periodista, así como autor de violencia intrafamiliar y ahora, junto con otros, de saquear de bienes ajenos.
Probablemente la causa que los tiene presos sea justa porque no supieron esperar a que la autoridad resolviera, sino que decidieron hacer justicia por propia mano. Ora que, si ya resolvió la autoridad y no están conformes, hay otras instancias a las cuales recurrir, pero nunca a la cavernícola justicia en mano propia.
Los antecedentes del encarcelamiento de Díaz Torrejón, Luis Tadeo y unas diez personas más que fueron sujetas a proceso por robo calificado a casa habitación entre otras causas, se remontan a meses atrás cuando un grupo de ahorradores defraudados por José Cirilo Ocampo Verdugo (JOV), irrumpieron en una casa (involucrada en el presunto y predicho fraude) de la colonia Santa Bárbara, que en ese momento ocupaba una tía del diputado morenista Vladimir Parra Barragán, a la que sacaron por la fuerza junto a su hija, además de que -según denuncias de las afectadas-, del domicilio robaron y saquearon artículos de valor. Convencidos quizá de que actuaban de buena fe para “devolver al pueblo lo robado”, los saqueadores se jactaron de su hazaña y se auto grabaron en video cuando se encontraban al interior de la casa, mientras un grupo de policías estatales (que habían sido advertidos con una llamada de la familia agredida), ingresaban al domicilio para detenerlos. La prueba del video fue más que evidente y las autoridades pudieron proceder en contra de los allanadores; sin embargo, el juez los dejó en libertad bajo el argumento de que la familia desalojada, como ya no estaba en el domicilio, no podía denunciar que los habían sacado porque no tenían posesión legal de la casa. Con tal argumento endeble, el grupo de agresores que lideraba Díaz Torrejón -quien usa como “sicarios” en las redes sociales a Esteban Meneses Torres y a Luis Tadeo-, festejaron la resolución y mencionaron que el juez era imparcial y honesto, opinión que duró muy poco, pues en la audiencia del miércoles 6 de noviembre de 2019 en la sala de juicios orales, se determinó que había elementos suficientes para mantener en prisión preventiva a los acusados, por lo que, de la noche a la mañana el juez -en opinión de los acusados-, se convirtió en un vendido, un corrupto y un comparsa del sistema.
Los señalamientos temerarios que se han lanzado desde la página electrónica de Meneses Torres -en la que suele difamar y verter sus malquerencias y abundante odio hacia quienes ve como sus enemigos-, no tuvieron eco ni empatía con el propio abogado de los detenidos, pues éste dijo que el juez de control había actuado apegado a Derecho y que se había portado correctamente en todo momento. El abogado, debe señalarse, entiende de procedimientos legales y dijo saber que esto podría suceder; es decir, que los vincularan a proceso. Por eso informó que seguirán con el próximo paso para demostrar la inocencia de Díaz Torrejón autoproclamado “abogado del pueblo” y las demás personas que se encuentran hoy en calidad de huéspedes en el CERESO de Colima.
Y Colorín colorado, este cuento ha terminado marcando la diferencia entre remedos de un presunto justiciero y un seudo periodista, con un abogado que sabe de las consecuencias de acciones fuera de la ley.

MESON.- Federico Acosta y Ascanio Pignatelli, descendientes directos de Moctezuma y Hernán Cortés, se encontraron como hace 500 años lo hicieron sus ancestros en el punto exacto donde ocurrió el llamado encuentro de dos mundos, en la ciudad de México… A diferencia del tlatoani azteca y el aventurero español que se miraron con miedo y recelo, Acosta y Pignatelli se dieron un fuerte y fraternal abrazo… En tanto, ya sabes quién, insiste en que España y el El Vaticano deben disculparse por la barbarie que significó la conquista de México… Habría que preguntarse: ¿y qué con los tlaxcaltecas y otros pueblos ribereños del lago donde estuvo la Gran Tenochtitlán, que se aliaron a los españoles y fueron el factor principal de la derrota de los aztecas?... ¿Los taxcaltecas también se tienen que disculpar?... ¡Arrieros somos!

Los señalamientos temerarios que se han lanzado desde la página electrónica de Meneses Torres -en la que suele difamar y verter sus malquerencias y abundante odio hacia quienes ve como sus enemigos-, no tuvieron eco ni empatía con el propio abogado de los detenidos, pues éste dijo que el juez de control había actuado apegado a Derecho y que se había portado correctamente en todo momento.
Ultimo Minuto
Subir