CAMINO REAL

articulo

*Vladimir Parra y las prácticas del viejo PRI *Los morenistas disminuyeron el presupuesto para el Ejecutivo pero lo aumentaron al Legislativo *No se rebajaron el sueldo y violan la Constitución

A Vladimir Parra Barragán -el mocoso, a decir de Claudia Yáñez-, aún presidente de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios del Congreso del Estado, no le han salido bien las cosas. Con cada nueva declaración o acción se empantana más y se enemista con los sectores sociales y políticos de la entidad. Y es que Vladimir es un as para ejercitar las prácticas del viejo PRI pero corregidas y amentadas.
Primero fue la iniciativa de ley con la que, en mancuerna con Indira Vizcaíno Silva -la representante de presidente López-, pretendían violentar la autonomía de la Universidad de Colima. Por ese desatino, más que elogios y felicitaciones el coordinador de la bancada morenista en el Legislativo recibió una catarata de descalificaciones y reproches que, sin embargo, no le hacen mella y permanece imperturbable.
Poco antes Parra ganó los reflectores por su desaguisado en las asambleas en Colima y Manzanillo del partido Morena, ambas canceladas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, pues miembros del propio partido -es decir, los propios morenistas-, denunciaron que él, Vladimir, al igual que la delegada estatal de Programas de Desarrollo Integral, Indira, estuvieron acarreando gente y comprando votos para inclinar la balanza a favor de la candidata Bertha Luján.
Si revisamos el breve pero intenso historial de Parra Barragán, veremos que sus acciones no son pensadas ni consensuadas; sino más bien al calor del momento y a partir de sus filias y fobias que se traducen en pifias.
Vladimir Parra no es apto para la gobernabilidad del Congreso del Estado que está necesitado como nunca antes de políticos que sepan construir acuerdos y no polarizar como él lo hace.
Pero lo más reciente hazaña de Vladimir fue la doble moral con que se aprobó el Presupuesto de Egresos 2020 para el Estado de Colima: si bien predican los de Morena el no mentir, no robar y no traicionar, en la práctica es todo lo contrario, pues no sólo no cumplieron con ese lema del presidente López, sino que en el Legislativo se auto aumentaron el presupuesto para servicios generales.
Mientras presumen en boletines de prensa que al Ejecutivo Estatal se le disminuyeron 1 mil 113 millones de pesos en el presupuesto para el 2020, al Congreso del Estado, por obra y gracia de Vladimir y los suyos, se la aumentaron 20 millones. En la partida de servicios generales pasaron de 8.2 millones de pesos a 17.6 millones de pesos (lo que significa un incremento de más del doble); el monto para bienes muebles, inmuebles e intangibles (¿cuáles serán los intangibles?), aumentó casi 700 por ciento: de 237 mil pesos a 1.8 millones de pesos. Y el monto para servicios personales -es decir, el correspondiente a sueldos, salarios, honorarios, prestaciones y estímulos- creció 5 por ciento; para transferencias subió 65 por ciento y para pensiones 26 por ciento.
Los morenistas exigen e imponen austeridad al Poder Ejecutivo -que encima de eso cuenta con escasos recursos federales que también les fueron recortados-, pero al Poder Legislativo local le aumentan en los rubros en los que pueden beneficiar a sus aliados al interior del Congreso del Estado con plazas e incrementos de sueldos, para seguir teniendo el control de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios.
Las prácticas del viejo PRI, corregidas y aumentadas, en las nuevas caras de la pandilla morena que capitanea Vladimir Parra.
MESON.- Caro le costará a Morena tanta mentira… Nada más, para no ir tan lejos, los electores locales cobrarán con intereses el no haberse rebajado el sueldo como prometieron, pues como acabamos de detallar, lejos de ello se aumentaron las partidas presupuestales para gastos que no son sustantivos de las labores legislativas… A nivel nacional no andan mejor los morenistas: puras mentiras, engaños, traiciones y mucho atole con el dedo para una fanaticada que no razona… Por si fuera poco, los diputados locales -de mayoría morenista-, incurrieron en algo nunca visto: incumplieron el plazo para aprobar las cuentas públicas del ejercicio fiscal 2018… Es decir, Violaron la Constitución… ¿Qué consecuencias tendrá eso?... ¡Arrieros somos!

Vladimir Parra no es apto para la gobernabilidad del Congreso del Estado que está necesitado como nunca antes de políticos que sepan construir acuerdos y no polarizar como él lo hace".
Ultimo Minuto
Subir