ESTACIÓN SUFRAGIO

articulo

GOLPE BAJO AL FISCAL:

La publicación de una noticia que, según las decenas de voces que salieron en defensa del afectado, resultó falsa, produjo una de las más extrañas estrategias de control de daños que se han visto en la prensa local.
El portal La Extra, que hasta ese momento todos creíamos era propiedad del periodista Javier González Sánchez (luego, el colega armeritense aclaró que él ya vendió el cabezal, de la misma manera que ha traspasado otras marcas periodísticas creadas por él antes que ésta), puso como nota principal que el fiscal general del estado, Gabriel Verduzco, reprobó los exámenes de control y confianza.
No sólo eso, la nota adelantaba que “por ley, tendría que dejar el cargo en los próximos días”. Pero lo más curioso eran los detalles que añadía para hacer verosímil la filtración: “Fue evaluado en la Ciudad de México y no pasó el polígrafo en los temas de vínculos con el crimen organizado y corrupción. Tampoco pasó el examen médico porque presenta alcoholismo y diabetes. Será el Congreso del Estado el que elija al nuevo titular de la FGE”.

RESPALDO GREMIAL:
El “respaldo total al fiscal” se desbordó en las redes sociales. Lo dicho por un profesional del Derecho ilustra perfectamente el sentir general: “…esos exámenes no tienen total certeza, en Colima nos conocemos y sabemos que el lic. Gabriel tiene el conocimiento y la capacidad suficiente para desempeñar de manera acertada el cargo que se le encomendó”.
Incluso una colega periodista escribió: “Todos conocemos al fiscal, [sabemos] que es íntegro y [que] la verdad saldrá a flote”.
Otra litigante dio argumentos todavía de mayor peso: “todos sabemos de la calidad de nuestro fiscal y sobre todo que ha tenido gran atención con nuestro gremio, motivo por el que tenemos que brindarle todo nuestro respaldo”.
El Colegio de Abogados Penalista del Estado de Colima expresó “su total repudio a esta nota. Conocemos ampliamente su destacado trabajo… pues hemos tenido varias reuniones donde… [Gabriel Verduzco nos ha mostrado el desempeño] técnico que viene realizando al frente de la Fiscalía General del Estado”.
El propio fiscal general, en sus redes sociales, hizo saber que “esta información es falsa”. Y pidió “a la página que lo publicó más respeto a mi persona y a mi familia. Que Dios los bendiga y perdone todo el daño que hacen por una cantidad de dinero. No compartan esa información, quienes me conocen de toda la vida saben quién soy y que mi único fin es trabajar y servir a mi estado”, escribió Gabriel Verduzco.

PEDRO Y EL LOBO:
Para el abogado y poeta Rogelio Guedea, la entrada misma de esta fake news “causó una polémica enorme porque con ella no sólo se estaba desacreditando al titular de la Fiscalía del Estado sino al propio organismo autónomo y al trabajo de cientos de trabajadores que día a día dejan la piel (me consta) en la institución”.
En su columna Paracaídas que publica El Comentario señala que el “mensaje contundente” que Gabriel Verduzco publicó en Facebook contra “este infundio”, obligó al medio digital “a retirar la información horas después de haberla publicado, pues los apoyos de solidaridad al fiscal Verduzco Rodríguez no se dejaron esperar y fueron avasalladores”.
Este tipo de “información temeraria”, sigue diciendo Guedea, genera “expectativas” o levanta “suspicacias en una sociedad ávida de conocer percepciones y no verdades”. Pero en vez de generar confianza “sobre una realidad cada vez más incierta”, lo que hacen estos medios es generar desconfianza en el medio mismo y en todos los medios donde buscamos información.
“Lo peor de todo es que cuando la información contra un personaje político o un servidor público sea verdadera, ya nadie la va a creer”. Y esto derivará en impunidad, apunta Rogelio Guedea.

MÁS DATOS, MENOS VOTOS:
El Ayuntamiento de Manzanillo enfrentó un ataque a la imagen de uno de sus funcionarios del mismo tipo del que acaba de sufrir la Fiscalía General del Estado. La revista Territorio Político publicó que el director de la Policía Vial del municipio, Hendel Vizcarra Reyes, reprobó los exámenes de control y confianza. Pero la respuesta institucional fue tanto o más contundente que la que Gabriel Verduzco dio en sus redes sociales:
“Lamentamos que intenten engañar a los ciudadanos PUBLICANDO MENTIRAS.
“Este panfleto intenta una vez más, desacreditar los buenos resultados de la presente administración municipal.
“Hendel Vizcarra Reyes, Director de la Policía Vial del Municipio, “SÍ CUMPLE CON LOS REQUISITOS” acreditados en la Evaluación de Control y Confianza sustentada en el oficio: SESP/SE/CEECC/AI/757/2019, expedido por el Centro de Evaluación y Control de Confianza del Gobierno del Estado de Colima, sellado y firmado por las autoridades competentes.
“Hacemos un llamado a los manzanillenses para que NO SE DEJEN ENGAÑAR con noticias falsas carentes de pruebas, que tienen un trasfondo político perverso.
“Nos pronunciamos a favor del periodismo que se ejerce con responsabilidad, profesionalismo y se rige por la verdad.”
Aparte del tono (la Comuna porteña no invoca a Dios como el señor fiscal), la gran diferencia entre un pronunciamiento y otro son los datos: número de oficio de la evaluación de Control y Confianza.

LA INQUINA COMO CONTRAARGUMENTO:
El cronista Horacio Archundia, encargado de Comunicación Social de la API de Manzanillo, utiliza los mismos argumentos de tipo moral para desvirtuar un señalamiento periodístico:
“Quienes han visto el desempeño del capitán Héctor Mora Gómez como director general de la Administración Portuaria Integral de Manzanillo saben a cabalidad que es un hombre dispuesto a servir, atento a aportar, preparado para ayudar a la sociedad manzanillense porque a lo largo de su vida ha sido precisamente un dador, un hombre sensible y humano, pero ello que no quiere decir que ande buscando un cargo de elección popular como elucubran los periodistas oficiales del griseldismo…”
Según Archundia, “no ha sido una sino numerosísimas veces las que, en distintas reuniones y eventos, el capitán Mora ha dejado en claro que ni aspira a ni busca un cargo político. ‘No es mi intención ni es lo mío’, ha declarado reiteradamente el director general de la operadora portuaria”.
Bastaba con eso, no hace falta “llorar como mujer” para convencernos de que “si algo ha caracterizado al director de la API es la caballerosidad y la decencia con que se ha conducido en la vida pública, muy a pesar de lo que señalan los canarios oficiales de la primera edilesa, quien ha insistido, ella sí, en una campaña de odio contra el funcionario federal a quien incluso ha acusado de denostarla y de ejercer en su contra ‘violencia política y de género’ en tanto abundan evidencias de la cordialidad y el respeto que Mora le ha prodigado”.
Por lo demás, coincido con Archundia en que las obras compensatorias son “para atenuar el impacto que las molestias de la actividad portuaria les causan; no son obras de promoción política ni de impulso electoral”. Y en que “es claro, y así lo ha dejado ver el capitán Mora, que la política no es lo suyo”.
Curiosamente, pese a esa nula aspiración política “los ciudadanos, los líderes, los gestores, las asociaciones civiles, los grupos empresariales, sindicales y hasta culturales”, acuden a Mora “en busca de ayuda”, porque, como dice Archundia, a todos trata bien.
¿Tan bien como a los manifestantes que buscaron reventar el informe de Griselda Martínez, a quienes es público que les donó electrónicos para que, con el producto de una rifa, sostengan el plantón en Capdam?
En vez de un rosario de insultos, Archundia podría haber aclarado si API pagó o no la campaña en medios para promocionar la figura del capitán Mora con motivo del 25 aniversario de la operadora portuaria.

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com. Esta columna también se puede leer en: www.carvajalberber.com y sus redes sociales

El “respaldo total al fiscal” se desbordó en las redes sociales".
Ultimo Minuto
Subir