Esteban Cortés Rojas

*Culpables del descontrol de la pandemia, a la vista *Son los que recomendaron escapularios *Vladimir quiere que le dé algo Indira no finge Covid *Exitosa gira de López con Trun  

 

Hugo López Gatell, el subsecretario de Salud encargado del asunto del Covid 19, le anda buscando tres piés al gato. Primero culpó a los Estados y ayuntamientos (no todos, tuvo el acierto en decir) de que la estadísticas de la pandemia en el país vaya como La Bamba, arriba y arriba, y luego, cuando un grupo de mandatarios estatales (los del PAN) se le pusieron al brinco y propusieron sentarse a ver quién era el responsable del desmadre, Gatell dijo que no se le sacaba utilidad a la búsqueda de culpables. No obstante, ya los había señalado, pero con su reculada exhibió sus inclinaciones tiránicas: él sí puede señalar culpables pero los presuntos no pueden defenderse. Es decir, igual que su jefe, el otro López, que se da vuelo poniendo apodos y burlándose de sus “adversario”, y luego se molesta porque de devuelven los insultos con pilón.

Y sí, no es necesario buscar culpables del descontrol de la pandemia porque, en realidad, no hay manera de controlarla o es muy difícil, y menos cuando se hacen las cosas como las hace el gobierno federal: López Gatell, en su afán de no contrariar al otro López, el presidente, llegó a decir que éste no representada un riesgo de contagio por el hecho de no usar cubrebocas y andar del tingo al tango en giras “de trabajo” en plena pandemia, porque su fuerza era “moral”. Solo a un estúpido se le ocurre decir tal cosa. Y el otro López, a su vez, decía que la gente usara escapularios y el “detente”, y que salieran a las fondas. No se cansaron los dos López de decirnos que ya estaba aplanada la curva estadística, que ya domamos a la pandemia, que ya se ve la luz al final del túnel. Todo eso decían en mayo, cuando la pandemia apenas tomada vuelo y apenas iban mil y pico de muertos. Hoy ya van más de 30 mil y la mata dando.

Los López son responsables de que tanta gente, chaira, no use cubrebocas y no guarde las normas que impone la pandemia. No hay que buscar culpables cuando están a la vista.

 

MESÓN.- El que quisiera que le diera algo como covid, influenza, neumonía atípica o aunque sea garrotillo, es Vladimir Parra Barragán, con tal de tener pretexto para desaparecer una buena temporada -con goce de sueldo-, del escenario político. Y es que le ha llovido en su milpa después del papelón con la toma del Congreso y pretender hacerse la víctima al fracasar en querer tronar la sede alterna en la sesión del martes para que no se aprobara el crédito al Ejecutivo. Y es que de esa trifulca no solo salió con magulladuras físicas, sino que perdió la mayoría en la fracción de Morena en el Congreso, se peleó con el líder morenista Sergio Jiménez y con la diputada federal Claudia Yáñez a los que responsabilizó de que los diputados de Morena no hayan votado como él quería; también riñó con los diputados morenos Julio Anguiano y Guillermo Toscano. Aparte. Se ha sabido que Vladimir está archisupermegaencabritadísmo con el presidente López porque trascendió que en los 18 meses que lleva su gobierno, el Banco Mundial le ha prestado 2 mil 130 millones de dólares. ¡Pa´las pulgas de Vladimir! <> Ese malestar lo comparte Vladimir con el expriista y hoy diputado morenista, Arturo García Arias, y se sabe que andan ambos despotricando contra López, pese a que cuando Arturo fue diputado por el PRI -en la legislatura 2012-2015-, no tuvo ninguna objeción en aprobar tres créditos que solicitó la administración de Mario Anguiano que totalizaron $2 mil 548 millones <> Indira Vizcaíno está contagiada de Covid y, por lo tanto, recluida en sus aposentos de virreina de la 4T en Colima. Eso se deduce de un tuit difundido por la propia Indira, pero hay quienes afirman que, de tan necesitada que anda de reflectores para llamar la atención a propósito de la siguiente temporada de candidaturas de Morena, sería capaz no solo de fingir Covid, sino sarampión, viruela y varicela con tal de atraer las luces. Yo creo que sí tiene coronavirus y ojalá lo supere pronto <> Exitosa “gira de trabajo” del presidente López a los EEUU: habló bien y bonito de “Trun” y aguantó sin ponerse colorado los gritos de comunista, corrupto y revictimizar a niños con cáncer que le dedicaron algunos pisanos “al otro lado”. Justo es decir que otros mexicanos radicados allá le dijeron que están con él lo cual prueba que la calidad de chairo no se pierde al cruzar la frontera. De los mensajes de “Trun” y López, puro güiri-güiri que no hizo olvidar los insultos de  “Trun” a los mexicanos… ¡Arrieros somos!