Fernando Castillo*

 

Los casos se siguen incrementando a nivel mundial y los diferentes ámbitos de la vida diaria, a la que ahora se suele llamar “vieja normalidad, aún no están listos para ser reanudados como muchos desearían.  Sin duda, la pandemia de COVID-19 está teniendo un profundo impacto en las vidas, salud y bienestar de todos los individuos, familias y comunidades alrededor del mundo.

 

Es por ello que en esta ocasión me gustaría hablar de un tema que tal vez deberíamos investigar y buscar ayuda para implementarlo en nuestro día a día. No sin antes  hacer una referencia a algunas noticias trascendentes que nos pueden dar la pauta para descubrir cómo debemos integrarnos a la rutina diaria con la ayuda de la terapia ocupacional:

 

Se triplican casos de covid-19 en jóvenes

 

La Organización Mundial de la Salud alertó este fin de semana sobre un aumento en la tasa de contagios por coronavirus en jóvenes de entre los 15 y 24 años. La información fue revelada por Hans Kluge, jefe de la oficina europea de la OMS, en una conferencia de prensa virtual. Es decir, los padres tienen que poner un mayor control y atención a las actividades que realizan sus hijos tanto menores como en edad universitaria; es innegable que muchos no están tomando las precauciones necesarias y continúan sus actividades sociales y recreativas con toda normalidad.

 

Estiman dos años más de pandemia

 

Tedros Adhanom Ghebreyesus calculó que el Covid-19 circulará en un tiempo parecido al de la gripe española. La Organización Mundial de la Salud (OMS) espera que la crisis del coronavirus termine en dos años.

 

Sin embargo, cualquier declaración que hagan las instituciones u organismos especialistas en la salud parece no ser suficiente para el promedio de la población. En Colima, por ejemplo, ya es obligatorio el uso de cubrebocas y está publicado en el Diario Oficial. ¿Será esto una medida suficiente o seguiremos tan necios como hace 5 meses?

 

Los niños no son afectados por Covid-19: AMLO

 

Contrario a la evidencia científica y los datos oficiales, el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que los niños “afortunadamente no son afectados” por el Covid-19.

 

Lamentablemente, la opinión no es la más acertada, pues son susceptibles todas las personas de todas las edades. No podemos confiar en una declaración la seguridad de una población tan vulnerable como son los niños y no debemos bajar la guardia en el cuidado que con ellos se tiene.

 

Defiende SEP regreso a clases a distancia

Ante inquietudes por el inicio del ciclo escolar a distancia, el Secretario de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma, defendió la decisión de dar clases a través de programas televisivos a partir de mañana.

 

¿Realmente es viable presentar el ciclo escolar pese a las deficiencias que presenta el plan de ‘educación por el televisor’? Este es un tema del que mucho se ha hablado, mucho se ha criticado y también del que ya hemos dedicado una columna de opinión completa. Y sí, sigo en la misma postura: “No podemos llamarle novedoso a un sistema deficiente que ha sido utilizado por las llamadas telesecundarias, creado en 1968.

 

Sin embargo, le daremos el beneficio de la duda. Esperemos que desde el inicio de la pandemia, en marzo, se haya previsto a prueba y error el sistema “novedoso”, como lo dijo el presidente Andrés Manuel.

 

¿Qué nos toca hacer?

 

Dejando de lado el que tenemos que vigilar más lo que hacen nuestros adolescentes, para evitar un mayor número de contagio; el resignarnos a uno o dos años más de pandemia y medidas sanitarias más estrictas para evitar la transmisión, así como adaptar no sólo el sector educativo sino otros como la economía para fortalecer los ingresos de muchas familias, desde hace unas semanas estuve pensando que tal vez se puede adaptar la terapia ocupacional a la nueva situación generada por la pandemia y el covid-19.

 

En la terapia ocupacional, las ocupaciones se refieren a las actividades cotidianas que realizamos como individuos, con la familia y con nuestras comunidades para ocupar nuestro tiempo y traer sentido y propósito a nuestra vida.

 

Como mencioné en las primeras líneas, el Covid-19 ha generado cambios en nuestra vida diaria y ha traído graves consecuencias para la estabilidad emocional de los individuos. Estos cambios y afectaciones van desde la forma en la que accedemos a los recursos que necesitamos (comida, distracciones, etc) y actividades del día a día como comunicarnos y convivir con nuestra familia; el aislamiento social obligatorio; el desplazamiento limitado y la salud mental que comienza a desestabilizarnos.

 

Basta con pensar en las necesidades de los grupos más afectados, por ejemplo, los adultos mayores. En específico quienes presentan una patología o necesitan de algún servicio de terapia o rehabilitación. Ante estos escenarios debemos preguntarnos ¿cuáles son sus necesidades?

 

Es en este punto donde podemos incluir la terapia ocupacional, una profesión sociosanitaria que interviene desde el nivel cognitivo, físico y hasta emocional del individuo en cuestión y cuyo objetivo es identificar qué está ocasionando que se produzca la baja autonomía en la calidad de vida de este determinado sector.

 

Además, otra ventaja es que se puede realizar a domicilio lo que nos ayudaría a disminuir el riesgo del paciente a contagiarse, siempre y cuando el especialista siga las medidas de higiene necesarias.

 

Por otro lado, las sesiones a domicilio permiten que se den de manera más personal y adaptadas a las necesidades para que el tratamiento tenga además una estimulación cognitiva, ejercicios de movilidad y entrenamiento para la “nueva normalidad”.

 

Y, quién sabe, tal vez no sólo funcione para este sector de la población sino para otros como los que estamos en edad laboral y salimos día a día y corremos mayor riesgo de contagio; o para los niños que son quienes más sufren de estar enclaustrados en casa.

 

De acuerdo a la Federación Mundial de Terapeutas Ocupacionales (WFOT, por sus siglas en Inglés) se están desarrollando estrategias para facilitar el acceso continuo a nuestras ocupaciones diarias, donde se incluyen adaptación individual, familiar, comunitaria, social y ambiental, salud mental, tecnología de asistencia y telesalud.

 

*Fernando Castillo es licenciado en Lingüística y productor de noticias de ZER Informativo Colima. Envíale tus comentarios a lcastilloochoa@gmail.com


 Lic. Fernando Castillo 

Tel. 312-125-2688