La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado informa que el cáncer de mama en sus etapas iniciales no es evidente y solo puede ser detectado a través de una mastografía; sin embargo, antes de tener la edad para la realización de este examen, se recomienda estar alerta a las señales o síntomas que pueden indicar el inicio de esta enfermedad.

Las señales son irritación o hundimiento en la piel o el pezón; bultos o bolitas en la mama o la axila; piel naranja; aumento de las venas o hinchazón de una parte de la mama; enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama, y secreción por el pezón.

Si la persona observa o encuentra una o más de estas señales que no había visto o sentido antes, deben acudir a consulta médica.

Al respecto, personal de la coordinación del programa de Cáncer de la Mujer de la dependencia dentro del Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, informa que son tres las acciones básicas para la detección oportuna de este padecimiento:

La primera es la autoexploración a partir de los 20 años al menos una vez al mes, a fin de tener mayor conocimiento de su propio cuerpo e identificar cambios anormales para la demanda de atención médica apropiada.

La segunda, es el examen clínico anual a partir de los 25 años por personal de salud capacitado en la exploración de las mamas, y la tercera, es la mastografía de tamizaje entre los 40 y 69 años de edad, cada dos años.

El cáncer de mamá se puede curar si el diagnóstico se hace en una etapa temprana, para lo cual los tratamientos actuales permiten la curación y que se tengan pocas probabilidades de que el mismo vuelva a presentarse.