Esteban Cortés Rojas

{} En Zacatecas, obediencia ciega {} Vázquez no pudo con las novias de Indira {} Olivar, tampoco

 

Ejemplo monumental de lo que es la “obediencia ciega” -concepto esculpido en lodo macizo para la posteridad por los sabios políticos de Morena-, es el video en el que María del Rocío Moreno Sánchez defiende a David Monreal Ávila.

María del Rocío es candidata a la alcaldía de Juchipila, Zacatecas, y David, miembro distinguido del cacicazgo de Fresnillo y candidato a gobernador de la entidad. David tuvo a bien agarrarle los glúteos, nalgas sentaderas o pompis a María del Rocío, el martes 20 en un mitin. Alguien tuvo el buen tino -o muy mala leche, según el lado político que se le vea-, de grabar el momento en un video que para el miércoles ya había desbordado al país.

Ni la erupción del Vesubio sobre Pompeya causó los efectos destructivos que provocó el vídeo de marras, pues la campaña de Monreal -y de paso la de María del Rocío-, cayeron al abismo de la inmoralidad, el descrédito, la desvergüenza… la puerqueza. Pero lo peor vino enseguida, el miércoles 21, cuando María del Rocío, sin duda porque se le ordenó poner en práctica la “obediencia ciega”, tuvo que salir con cara de muchacha regañada, casi moqueando y casi lacrimógena, más que a reclamar por una presunta mentira, a suplicar clemencia: “No voy a permitir que me utilicen. No voy a permitir que nuevamente dañen al movimiento. El licenciado David Monreal es una persona respetuosa y nunca me ha faltado”. ¡Cuas! Bien pudo alegar que Monreal no la tocó porque el ajustado pantalón se lo impidió.

Fue así como la muchacha María del Rocío perdió toda dignidad, pues a las claras se ve que le fue ordenado salir al salvamento de David, diciendo lo contrario de lo que muestra el video. Pero ¿cómo convencer de que Monreal no le agarró (agarrar -usar las garras-, es el término correcto, pues un toque sería una cosa distinta a lo que muestra el video), si hasta se aprecia que ella le “frunce” y trata de protegerse a dos manos?

Y todo por un hueso. ¡Pobre muchacha! Después de manoseada, humillada.

Cero y nos llevamos tres, con este caso de los últimos días. El de David y María del Rocío, hay que agregar al ya conocido de Félix Salgado Macedonio, denunciado por violación sexual, y el del diputado Saúl Huerta Corona, quien según denuncia, abusó sexualmente de un menor de 15 años en un hotel de la ciudad de México. Pero que nadie se preocupe: lo dejó en libertad el gobierno cuatroteista de la capital, porque tiene “fuero”.

Y los tres de enfermos mentales son de Morena.

MESON.- Con la fecha fatal de la elección cada vez más cerca, todavía hay movimientos políticos que parecieran esclarecer el panorama en cuanto quienes pudieran triunfar. Recientemente se dieron sumas a la alianza Va por Colima en la capital del Estado y en el puerto de Manzanillo, pues Carlos Vázquez y Carlos Olivar respaldaron las candidaturas de Mely Romero, Margarita Moreno y Jorge Luis Preciado para la gubernatura, la presidencia municipal de Colima y la de Manzanillo, respectivamente. Igual Antorcha Campesina. Vázquez, reconocido entre los mejores alcaldes de Colima, decidió apoyar a Mely y a Margarita en sus aspiraciones; y es que, para el ingeniero, las dos mujeres son responsables, inteligentes y honestas. Hay que recordar que Vázquez viene de un desencuentro con Morena, en donde Indira y compañía no le dieron el trato que merece alguien con su trayectoria neo izquierdista -luego de haber roto lanzas con el PRI-, y que pretendía competir por la presidencia municipal de Colima que finalmente la obtuvo alguien sin trayectoria y muy cercana a la abanderada de Morena al gobierno del Estado. Iluso, Vázquez creyó que su prestigio le bastaría para desplazar a las novias de Indira. Carlos Olivar, de igual manera, viene de un proceso desaseado en Morena que le impidió competir en igualdad de circunstancias. Por eso se sumó al proyecto de Mely Romero para la gubernatura y a Preciado para la alcaldía de Manzanillo. De liderazgo acreditado, el joven morenista incluso fue registrado como suplente en el distrito 12 local; sin embargo, una vez que vio que no se le dio la oportunidad de participar en un proceso equitativo y transparente, decidió salirse para respaldar a quien sí tiene posibilidades de triunfo, pero sobre todo a quien sí respeta a los liderazgos. Olivar también fue ninguneado y pateado por Indira y su pandilla. En tanto, Antorcha Campesina hará lo que sabe: movilización el día de la elección a favor de Mely y Margarita.

¡Arrieros somos!