++Gobernadora: nuestro objetivo es convertir a Colima en el primer estado cardio-protegido de México

La tarde de este martes, la gobernadora de Colima, Indira Vizcaíno Silva, encabezó en la Central Camionera de Manzanillo la instalación de uno de los cerca de cien Desfibriladores Automáticos Externos (DAE), que se colocarán en toda la entidad: en espacios públicos, edificios gubernamentales, unidades deportivas e incluso con algunos dispositivos portátiles que puedan llevarse a eventos masivos, pues “es crucial que tomemos medidas concretas para proteger a la población, y la instalación de estos dispositivos abona a que podamos cumplir ese objetivo, pues podrían salvar cientos de vidas”, expresó la mandataria.

La titular del Poder Ejecutivo estatal señaló que, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, cuando ocurre una descarga eléctrica, en los primeros cinco minutos de un infarto, hay 15 veces más probabilidades de sobrevivir y esto sólo es posible si se tiene un desfibrilador y si hay quien sepa operarlo.

“Es información que no podemos ignorar y por eso hemos decidido actuar con responsabilidad y compromiso y hacer todo lo necesario para salvar vidas; nuestro objetivo es convertir a Colima en el primer estado cardio-protegido de México, y estos desfibriladores son sólo el primer paso en ese camino”, expresó Indira Vizcaíno.

Añadió que en Manzanillo se contará con 17 DAE’s distribuidos en el CADI, la Subsecretaría de Turismo, el Centro de Readaptación Social, el Muelle de Cruceros Turísticos, en la escollera y las playas Las Brisas, La Audiencia, La Boquita, Playa de Oro, Complejo Administrativo, la Central Camionera, los jardines de la zona centro y en los de Camotlán de Miraflores, Jalipa, El Chavarín, La Culebra, y en el Aeropuerto Internacional.

La secretaria de Salud, Martha Janeth Espinosa Mejía, indicó que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el paro cardíaco extra hospitalario; es decir el que tiene una causa en calle, debe reconocerse como un gran problema de salud pública; “por ello la importancia de que este proyecto se concrete, a través de la alianza con la sociedad civil, para saber qué hacer en esos momentos tan cruciales que puedan salvar la vida y cambiar el destino de una persona” manifestó.

El subdirector de Atención Médica, Sergio Germán Burgos Salcedo, explicó que estos desfibriladores están diseñados para ser utilizados por personal no médico, el cual va instruyendo a las personas usuarias sobre qué pasos seguir y continuar ciclos, hasta que llegue una ambulancia o personal paramédico especializado, para brindar los primeros auxilios y la atención correspondiente.