* Tasa en preescolares y escolares es superior al 30 ó 40%, señala la dependencia

La Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de Colima señaló que la incidencia de influenza es más alta en menores de edad que en personas adultas mayores y la tasa anual de este padecimiento en preescolares y escolares es superior a 30 ó 40%, de ahí la importancia de las medidas de prevención como la vacunación en este sector de la población.

Añadió que las tasas de hospitalización en niñas y niños sanos menores de dos años son similares o incluso superiores a las de las personas de 65 años y más y en el caso de los menores de cinco años es de alrededor de uno por cada mil menores sanos.

El servicio de Pediatría del Hospital Regional Universitario (HRU) recordó que los síntomas y signos de la influenza son fiebre, dolor de cabeza, de músculos, de garganta y tos, mientras en niñas y niños pequeños son vómito y diarrea, con o sin fiebre, lo que puede confundir el diagnóstico.

La dependencia estatal indicó que en prevención activa la vacunación contra influenza anual es la estrategia prioritaria, a partir de los seis meses hasta en personas adultas mayores.

Reiteró que en época de invierno aumentan las infecciones respiratorias agudas como el resfriado común, influenza y Covid-19, por lo que es recomendable intensificar las medidas de prevención en la población infantil.

Dichas medidas son proporcionar leche materna exclusiva, alimentación sana, lavarse las manos, usar gel con alcohol y cubrebocas, así como el estornudo de etiqueta.

En cuanto al resfriado común, dijo que es una enfermedad más frecuente en el periodo otoño-invierno, empezando a declinar en primavera. Sus síntomas son fiebre muy elevada que dura tres días y tos intensa que interfiere con la alimentación y el descanso, acompañada de expectoración.