La Secretaría de Salud del Gobierno del Estado señaló que el estado de Colima mantiene su nivel de riego moderado en amarillo por Covid-19; sin embargo, se encuentra a 2 puntos porcentuales de pasar a nivel de riesgo alto, al color naranja del semáforo epidemiológico.
 
En la rueda de prensa que ofrece en redes sociales de la dependencia, la Secretaria de Salud, Martha Janeth Espinosa Mejía, dijo que en las últimas cuatro semanas se tienen 40.8 veces más casos que los registrados semanalmente hace un mes.
 
Con ello, agregó que el avance en las mediciones del semáforo de riesgo epidemiológico demuestra un crecimiento en 4 de los 10 indicadores: en la tasa de reproducción efectiva, que pasó de 1.10 a 1.13, y en la incidencia de casos estimados al subir de 14.3 a 119.2 por cada 100 mil habitantes.
 
El porcentaje de positividad del virus SARS-CoV-2 pasó de 15 a 43 % y la tendencia de síndrome COVID-19 escaló de 0.76 a 13.92, todo lo cual da una ponderación de 18 puntos, lo que coloca al estado a 2 puntos porcentuales de alcanzar el riesgo alto y pasar a semáforo naranja.
 
De la misma manera, la Secretaria de Salud precisó que la variante Ómicron tiene menor virulencia, pero esto no significa que cause menos gravedad.
 
Reafirmó que la infección por el SARS-CoV-2 CON en cualquiera de sus variantes, Delta u Ómicron, también causa gravedad, muerte, secuelas, ausentismo escolar, laboral y pudiera hacer colapsar los servicios de salud.
 
Ante el incremento de Covid-19 que está experimentando la entidad, invitó a aplicarse las vacunas y a completar sus esquemas porque sus ventajas principales son reducir la gravedad en la enfermedad, y con esto evitar la atención hospitalaria o crítica, padecer secuelas o la incertidumbre de complicaciones de problemas de restricción en su capacidad respiratoria.